La historia de este restaurante nos lleva a través de 47 años de experiencia en los fogones con grandes logros, como ser el primer 3 estrellas Michelin de España. Pero la actual crisis sanitaria ha obligado a Zalacaín a cerrar sus puertas.

La dirección de la empresa ha informado a sus empleados la elección de solicitar concurso de acreedores para ir directamente a liquidación, según informaba Voz Pópuli en la madrugada de este jueves. Aunque el año pasado Zalacaín logró remontar con más de 30.000 clientes, el impacto de la covid-19 ha afectado los ingresos del restaurante.

Zalacaín cierra sus salones cuyas paredes han sido testigo de conversaciones políticas y algunas grandes operaciones empresariales de la democracia española. Pero con ello, también se quedan atrás más de 50 trabajadores, como el barman Francisco Javier Uceda o Julio Miralles, el nuevo jefe de cocina que logró retomar el pulso del mítico restaurante.

Un lugar con historia

Zalacaín abrió sus pertas en 1973 de la mano del navarro Jesús María Oyarbide, siendo una de las referencias gastronómicas más importantes de España de cocina tradicional. Dos años después de su apertura consiguió su primera Estrella Michelin, y en 1981 la segunda. Tan solo 6 años más tarde se haría con la tercera, convirtiéndose en el primer restaurante español con el máximo reconocimiento.

Luis García Cereceda tomó la propiedad del restaurante mimando cada uno de los pilares del negocio. Formaba parte del Grupo LaFinca, presidido por Susana García Cereceda, y era el lugar de traje y corbata (obligatoria) perfecto para los paladares más refinados.

Una triste noticia que nos ha dejado a todos con un mal sabor de boca y han sido muchos los que lo han hecho saber en las redes sociales: