El Ebitda -resultado antes de impuestos y amortizaciones- alcanzó en estos meses los 5.430,7 millones de euros, un 5,8% más, según ha informado la compañía energética este miércoles en un comunicado. Ha impulsado su buen resultado el negocio internacional, que ha repuntado un 16,2% frente a la caída del 2,1% del negocio español.

La cifra de negocio de Iberdrola ha sido de 23.689,6 millones de euros, un 6,7% más que entre enero y septiembre de 2014, mientras que sus inversiones netas ascendieron a 2.095,7 millones de euros, un 6,7% más. El 61% de las inversiones fueron destinadas a proyectos de crecimiento de la empresa.

Reducción de deuda

La compañía ha destacado que estos resultados le permiten ofrecer a sus accionistas una retribución de 0,27 euros por acción. Esta retribución se efectuará a través de dos mecanismos, según lo aprobado por el consejo de administración. Por un lado, una porción se tratará de capital liberado en el marco del programa ‘Iberdrola Dividendo Flexible’.
El programa, que empezará en enero, fijará un precio mínimo de compra de 0,125 euros brutos por cada derecho de asignación gratuita. El resto (0,27 euros brutos por acción) se distribuirá a lo largo del año y además habrá un dividendo complementario en efectivo.

La deuda de Iberdrola es de 26.159 millones euros, con lo cual se ha reducido en 94 millones respecto a septiembre de 2014. La compañía ha confirmado que mantiene los objetivos para 2015: un Ebitda y un beneficio neto recurrente mayor que el de 2014.