El Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones y asociaciones representantes de los autónomos avanzan en la negociación de la reforma de un nuevo sistema de cotización para este colectivo que busca acercar las cuotas sociales que paga a lo que ganan, según recogen varios medios de comunicación.

Así pues, el Régimen Especial de Trabajadores Autónomos (RETA) experimentaría como cambio principal la configuración de un sistema de cotización a la Seguridad Social por parte de los autónomos en función de sus ingresos reales.

Desde el organismo público dirigido por José Luis Escrivá apuntan que no hay nada definido por el momento, aunque si matizan que el cambio no sería brusco y pretende ser sencillo, para que no fracase por ser algo administrativamente complejo.

Elección de los autónomos

Los autónomos son los que en la actualidad eligen la base de cotización por la que cotizan, pero con algunos matices. El cambio a un sistema en que lo que pagan se acerque a lo que ingresan se debate desde hace varios años en el Congreso y entre las asociaciones que velan por los intereses de este colectivo. Sin embargo, ese paso no acaba nunca de concretarse.

En este sentido, la Seguridad Social estaría trabajando en un sistema similar al de la Agencia Tributaria con el IRPF, es decir, por tramos de renta, según ha adelantado la cadena SER este lunes.

Mientras tanto, desde el Ejecutivo señalan que el ministro Escrivá ya anticipó sus intenciones en su última comparecencia ante el Pacto de Toledo en septiembre. Añaden, además, que su pretensión inicial era comenzar a hablarlo con las asociaciones de autónomos hace un par de semanas, pero que finalmente las reuniones que han tenido con ellas se han concentrado en las ayudas para el colectivo por la pandemia que se aprobaron la semana pasada.

ATA se muestra en desacuerdo

La organización de autónomos ATA ha advertido al Gobierno de que no es el momento de hacer pagar a los autónomos por sus ingresos reales ni parece “factible” desde un punto de vista operativo y práctico.

Aunque para el organismo tiene “todo el sentido” adecuar progresivamente las cotizaciones de los autónomos, este sistema se traduciría en un aumento de las cotizaciones para el 70% de los autónomos.

“Lo decimos alto y claro. No vamos a apoyar ningún cambio en el sistema de cotización de los autónomos que implique un aumento de las cuotas. Ni es el momento ni pueden los autónomos, que están asfixiados. Hay que bajar cuotas, no subirlas a nadie”, afirmaba este lunes el presidente de ATA, Lorenzo Amor.

ATA subraya que, aunque un sistema de cotización proporcional a los ingresos debería buscar la equidad, podría producir el efecto contrario: una mayor desigualdad y precariedad entre los autónomos.