La operadora empezará a ofrecer wifi en los AVE a finales de este año y extenderá el servicio de forma progresiva durante los próximos dos años. A finales de 2017 los 89 trenes de alta velocidad contarán con conexión a internet inalámbrica.

El plan de Renfe es prestar un servicio básico gratuito, así como otro con más prestaciones, que será de pago. Este servicio ‘premium’ ofrecerá más velocidad y pondrá a disposición de los viajeros que lo contraten contenidos audiovisuales.

Renfe invertirá 40 millones

El contrato ganado por Telefónica, que también abarca la habilitación del servicio en las principales estaciones de Cercanías, incluye un paquete de 40 millones de euros que Renfe invertirá en la instalación y en el coste de suministro de la conexión durante una década.

La empresa ferroviaria ha calificado el nuevo servicio de “estratégico” y lo ha enmarcado en los dos objetivos de la compañía pública para superar sus pérdidas: fidelizar al cliente y captar nuevos usuarios. La medida también será un valor diferencial de Renfe de cara a la liberalización del sector, que arrancará en 2016.