El sector farmacéutico español es uno de los más potentes a nivel europeo. Con Jesús Aguilar contrastamos puntos importantes como su contribución al PIB y al empleo, su capacidad innovadora y su aportación a la lucha contra el Covid.

Para comenzar se hace inevitable hablar del coronavirus. Ante la pandemia, ¿qué ha supuesto y cómo ha sido la gestión farmacéutica y su modelo de trabajo?

Han sido días de no parar de actuar para intentar que ningún ciudadano tuviese el más mínimo problema con su medicación. Desde el Consejo General de Farmacéuticos hemos actuado en muchos ámbitos, ofreciendo formación e información a los farmacéuticos, proponiendo soluciones al Ministerio de Sanidad y a las Consejerías, conscientes de la necesidad de que era una situación excepcional que requería medidas urgentes. De ahí muchas de las acciones desarrolladas, que han sido enormemente valoradas por la población: atención domiciliaria, colaboración en la dispensación de medicamentos hospitalarios en las farmacias, adaptaciones en la receta electrónica para que los ciudadanos no fuesen a los centros sanitarios, etc.

¿Cuáles han sido las iniciativas farmacéuticas más destacadas durante los días de alarma sanitaria?

Los farmacéuticos en todos sus ámbitos de ejercicio –industria, hospitales, atención primaria, farmacia comunitaria y en la salud pública– han sido claves para poder superar y gestionar esta pandemia. Además hemos podido comprobar cómo el modelo español de farmacia ha sido estratégico en la respuesta sanitaria al coronavirus. Hemos tenido una actitud constructiva, ofreciendo hasta 35 soluciones a las autoridades sanitarias, adaptadas a las necesidades de cada momento. Desde medidas para garantizar el abastecimiento de medicamentos o frenar la especulación del precio de las mascarillas, hasta iniciativas para garantizar la seguridad de los pacientes.

Generamos soluciones para que los pacientes crónicos no suspendieran sus tratamientos, mediante un protocolo excepcional de Atención Farmacéutica Domiciliaria para que el farmacéutico facilitara medicamentos en los hogares, y en caso de que no pudiera prestar ese servicio, ayudándose con Cruz Roja y Cáritas. Solo durante el primer mes de confinamiento se beneficiaron más de 850.000 pacientes. También se han implantado en tiempo récord soluciones tecnológicas que han reducido desplazamientos y riesgo de contagios, como la modificación de la receta electrónica pública para renovar las prescripciones en pacientes crónicos, la renovación de visados o la dispensación de Recetas Electrónicas Privadas, gracias a la colaboración entre profesiones prescriptoras, las mutualidades y la sanidad privada.

Desde su posición, ¿cómo ve la problemática de localizar una vacuna lo más rápido posible? ¿Me daría una estimación temporal para su disposición?

La consecución de la vacuna frente Covid-19 es actualmente un horizonte que todos deseamos alcanzar cuanto antes. Actualmente están en estudio en el mundo más de 100 candidatos a vacunas. Pero aún queda mucho camino por recorrer y debemos ser cautos. Es una carrera contrarreloj por alcanzar la meta de un medicamento seguro, con la mayor eficacia posible y que nos garantice el mayor tiempo de protección.

Si se comparase con el de otros países europeos, ¿cómo es el modelo español de farmacia? ¿Cuál es su contribución al PIB?

Tenemos el sistema farmacéutico más cercano de Europa, la red sanitaria de mayor capilaridad, con profesionales sanitarios farmacéuticos en todos los lugares del país, con formación de excelencia que ofrecen seguridad y tranquilidad a toda la población. 9 de cada 10 habitantes tienen una farmacia a menos de 10 minutos de su domicilio, siendo el recurso sanitario más accesible para los ciudadanos. En el peor momento de la crisis, las farmacias ha sido capaz de garantizar el acceso a los medicamentos en condiciones de equidad, calidad y seguridad, con independencia de su código postal. Una vez más se ha de- mostrado que tenemos uno de los mejores modelos de farmacia del mundo. Y en términos de PIB la red de farmacias españolas aporta 10.073 millones de euros, un 0,97% del PIB.

Jesús Aguilar, presidente del Consejo General de Colegios Oficiales de Farmacéuticos de España.

Innovación y tecnología parecen puntos clave en un sector con tanto peso en la economía española como es el farmacéutico. ¿Se invierte mu- cho en I+D?

Tenemos una red de farmacias perfectamente conectada con el Sistema Sanitario que ha permitido hacer las adaptaciones en la receta electrónica para evitar que los ciudadanos fuesen a los centros de salud. Estamos haciendo una gran inversión y es necesario seguir avanzando, e integrando a las farmacias en la transformación digital de la Sanidad. Y para ello debemos pasar de la conexión de las farmacias al Sistema Sanitario a un modelo de digitalización que nos permita trabajar de forma coordinada dentro de los equipos de salud.

En materia de empleo, el farmacéutico es un sector que parece no vivir tan de pleno la crisis. ¿Es así? ¿Cómo está la situación?

Efectivamente el grado en Farmacia es una de las carreras universitarias que menos porcentaje de paro registra. La salida que mayor número de farmacéuticos acoge es el Farmacia Comunitaria que genera 213.000 empleos, de los cuáles 90.00 son puestos de trabajo directos. La Farmacia es un motor de empleo estable, de calidad, mayoritariamente femenino y joven: 9 de cada 10 contratos son indefinidos, 1 de cada 2 es titulado superior, 8 de cada 10 son ocupados por mujeres, 4 de cada 10 son menores de 45 años. Una profesión que además cuenta con numerosas salidas profesionales, tanto en el ámbito público como privado, en toda la cadena del medicamento, en los servicios de farmacia hospitalaria, en la industria alimentaria y cosmética, en la salud pública y la inspección, en la investigación o en los laboratorios clínicos.

En una sociedad globalizada donde la población se concentra cada vez más en las ciudades, ¿cómo mantener el aprovisionamiento incluso en esos lugares que hoy van conformando la España vacía?

La Farmacia es un ejemplo de compromiso con la España vacía, porque allí donde ya no llega ningún otro servicio sigue el farmacéutico. 3 de cada 4 farmacias en España están ubicadas en municipios de menos de 5.000 habitantes garantizando una atención integral y siendo muchas veces los únicos establecimientos sanitarios que atienden a los ciudadanos. La red de farmacias es la mayor infraestructura sanitaria del país. Y este aprovisionamiento es posible por el sistema solidario y cooperativista de distribución farmacéutica de medicamentos. Un sistema que permite a los españoles tener siempre una farmacia cerca y un profesional sanitario cualificado, con el mismo servicio y los mismos medicamentos.

Proyectos y planes de futuro de la institución que preside

Nuestros planes de futuro pasan por seguir desarrollando la estrategia ‘Somos Farmacéuticos’ que presentamos el pasado año, y que se sustenta en tres pilares: ‘Somos Asistenciales’, ‘Somos Sociales’ y ‘Somos Digitales’. La Farmacia cuenta con un gran capital humano, más de 75.000 farmacéuticos que, en sus diferentes facetas profesionales, son una fuerza sanitaria que debe ser aprovechada. Estamos desarrollando una Agenda Social y Sanitaria basada en los principios de equidad e igualdad, diversidad, bienestar social y progreso económico, y sostenibilidad. La agenda sintetiza las respuestas de la profesión farmacéutica ante desafíos como el envejecimiento, la dependencia o la cronicidad, asociadas a la nueva realidad demográfica. Otra prioridad es la transformación digital, aprovechando las posibilidades de la tecnología para consolidar la red de inteligencia sanitaria y social más amplia de España y Europa. Y de cara a 2021 tendremos el gran hito del Congreso Mundial de la Farmacia, que será un foro único para presentar esta nueva visión de la farmacia en España, un modelo eficaz y líder para el abordaje de los desafíos del siglo XXI.