Por esta razón, las empresas comienzan a darse cuenta de que ya no vale guiarse solamente por los títulos, sino por el talento.

Aún queda mucho camino por recorrer, pero las áreas de RRHH empiezan a dar los primeros pasos para reinventar el reclutamiento. En este artículo te damos 10 claves que definen estas nuevas tendencias para cazar talento.

Honradez a la hora de ofrecer

Lo que se ofrece tiene que ser coherente con lo que se pide. No atraerás talento a tu empresa si pides una alta cualificación y ofreces unas condiciones que rozan lo mísero, especialmente en relación al sueldo. La gente con talento aprecia las posibilidades de aprendizaje, pero también valora su trabajo y espera un sueldo acorde a su capacitación profesional.

Conexión emocional marca-empleado

Es importante que un reclutador sepa hacer atractiva la empresa a ojos del candidato. El objetivo no es que el futuro empleado piense que la empresa es la panacea, sino que quiera trabajar en ella porque crea en su misión, porque comulgue con sus valores. Para eso un empleado tiene que ver que hay un buen fondo, es decir, posibilidades de crecer y preocupación por los empleados, entre otras cosas.

Búsqueda dentro de la empresa

Un fallo común en muchas empresas es no valorar lo suficiente a sus empleados. A veces las empresas se lanzan a buscar empleados fuera, cuando dentro de sus cuatro paredes pueden tener al candidato ideal. No hay que olvidarse del talento que ya se tiene y hay que dar posibilidades a los de dentro. Hay que contratar, formar y cultivar el talento, no contratar, formar y relegar a un segundo plano.

Elaboración de perfiles más abiertos

Muchos profesionales no consiguen un puesto para el que valdrían solamente por la comodidad de las empresas, que buscan perfiles demasiado concretos. Limitar la búsqueda a personas con mucha experiencia dentro del propio sector es un error muy común. Quizá una persona proveniente de otro sector pueda aportar una visión diferente y positiva además de entusiasmo y ganas de aprender.

Investigación sobre los cambios en el mundo laboral

Las nuevas tecnologías han hecho que los puestos de trabajo y los perfiles de los trabajadores cambien cada vez más. Por ello, un reclutador bien informado sobre los cambios y, especialmente, sobre los producidos en el ámbito laboral del perfil para el que busca candidato, será capaz de localizar mejor el talento que alguien que no sabe bien lo que busca. Preguntar a los empleados es una buena forma de informarse.