Según el buscador de vuelos, los turistas españoles somos los viajantes más tacaños a la hora de dejar una propina en la empresa que nos presta un servicio. Este laurel se enmarcó en el denominado “Top 10 de nacionalidades con peores comportamientos en visitantes”. Así, parece que los extranjeros son más generosos dejando un extra en la barra de nuestros bares.

El bote no pasa su mejor momento, y así lo manifiestan profesionales del sector en el que estos “regalos” eran más que habituales en tiempos de crisis. Taxistas, camareros, peluqueros o vendedores lo afirman: “las propinas hace tiempo que pasaron a ser parte del pasado”.

Asimismo, los más generosos parecen ser los rusos y chinos, que no tienen problema en no pedir el cambio a la hora de pagar la cuenta.

En el mismo estudio realizado por Skyscanner se votan otros comportamientos en turistas, siendo los más ebrios fuera de sus países los ingleses, seguidos de los estadounidenses.