El contacto con la tecnología se puede dar de diferentes formas pero, la base de todo ello está en los códigos. En el proyecto Made with Code tiene como protagonista a mujeres de temprana edad. Su objetivo es despertar en ellas el interés por el arte de la programación. La brecha de género en el mundo de los desarrolladores es muy marcada hoy en día. Hace unos meses, Google hacía público que sólo el 17% de su plantilla son mujeres.

Es este punto el que ha hecho que empresas como Google se interesen por este tipo de campañas. Todo está pensado para llamar la atención y darle vida a la programación. Con este proyecto, se pretende que, desde pequeñas, sientan interés por la programación y conozcan los códigos informáticos necesarios para desarrollar sus propios sistemas. Pretende hacerlo a través de modelos inspiradores que capten el interés de las nuevas generaciones y se conviertan en una motivación para su desarrollo.

La campaña cuenta con divertidos tutoriales que invitan a crear a partir de impresiones en 3D o el diseño propio de apps para móviles. Google participará con un fondo de 50 millones de dólares para promover la introducción de las mujeres en estos programas.

El futuro dentro de las nuevas tecnologías busca nuevos perfiles de desarrollo. Por ello, tanto las niñas como las mujeres adultas que no han podido desarrollar sus conocimientos tecnológicos tienen cabida en esta campaña. El fin es hacer que las mujeres vuelvan a tener presencia en el ámbito tecnológico y ocupen puestos de trabajo especializados en el área.