1. Se agradable y accesible. Muéstrate simpático, servicial y dispuesto.

2. Muestra interés por la empresa. Puedes documentarte antes, hacer preguntas que te interesen…

3. Adáptate a la personalidad del entrevistador. En función de cómo veas el carácter del reclutador, intenta amoldarte un poco a él.

4. Enfócate en las respuestas que debes dar. Piensa un poco antes de responder.

5. Explica al entrevistador tus metas, los logros que quieres alcanzar.

6. Da las gracias y sé amable antes de salir de la entrevista.

7. Explica las cosas de una forma positiva, honesta y completa.

8. Ten una sonrisa siempre que sea necesario.

9. Si no sabes hacer algo en concreto, asegura que no tienes problema en aprender y que vas a hacerlo.

10. No interrumpas nunca al entrevistador. Respeta los turnos de palabra.

11. Establece de forma clara tus objetivos.