1. Estudia qué le interesa a tu público
Un mensaje tiene que reunir las características necesarias para llegar a su destinatario. No se trata de escribir sin más. El contenido que escribas tiene que adaptarse a los intereses de tu público. El punto de vista puede variar en función de las personas a las que te dirijas. Investiga qué les mueve y cómo debes enfocar tu mensaje.

2. Define el perfil de tus clientes
No es lo mismo diseñar un mensaje para jóvenes sin estudios, profesionales de un sector en concreto o para ancianos. Cada uno de ellos requiere de una forma de expresión diferente a las del resto. Por eso, es importante que delimites cuál es tu público general y adoptes un vocabulario que se ajuste a su nivel de exigencia.

3. Identifica cuál es el camino para llegar a ellos
Hay muchos sitios web y redes sociales en las que puedes hacer público tu contenido pero, no todas serán igual de efectivas. Tienes que identificar cuáles son las páginas que más visitan tus clientes y distribuir tu contenido a través de ellas. Garantizarás que el mensaje llega a sus manos y tendrás que esperar una respuesta.

4. Crea un contenido original y atractivo
En un mensaje hay espacio para mostrar tu faceta más creativa. Deja fluir tu imaginación y apuesta por marcar la diferencia en cada uno de tus contenidos. No te limites a seguir una estructura concreta ya que puede resultar monótona. Compárate con otros e intenta ofrecer algo más.

5. Intenta destacar por la forma de transmitir
Deja constancia que tras el mensaje que haces público hay un gran trabajo de elaboración y responsabilidad. La calidad de tu equipo debe de quedar reflejado en lo que digas con tus palabras. Una buena comunicación siempre tendrá buenos resultados.

6. Propón temas que capten su interés
Elegir el tema correcto te abrirá la primera, y principal puerta de todas. No publiques lo primero que se te pase por la cabeza. Es importante que consigas que tus usuarios estén pendiente de cada uno de tus movimientos y esperen con entusiasmo tu mensaje. Opta por elegir temas positivos y motivadores y tendrás una gran parte del terreno ganado.

7. Sigue una misma editorial
Mantener siempre una misma dirección en tus mensajes hará que cuentes con fieles seguidores interesados por tus contenidos. Mostrará el compromiso del mensaje y ofrecerás siempre un mensaje selectivo y valioso para tus usuarios. Mantendrás la atención de la audiencia.