A raíz de la crisis económica, en el momento de emprender con un nuevo negocio, realizar estudios superiores o adquirir bienes inmuebles, son muchas las personas que necesita pedir un préstamo. Pero no todo el mundo está dispuesto a contraer una deuda con el banco, por ello es muy importante analizar con tranquilidad la situación ante la cual pensamos pedir dinero a un banco, tanto el presente como el futuro.

Para ello, Cofidis ha creado “Economía para ti”, un proyecto de educación financiera donde analizan diferentes temas, como aquellas preguntas que debemos hacernos antes de pedir un préstamo.

¿PARA QUÉ NECESITAS EL PRÉSTAMO?

Se trata de valorar si ese dinero que necesitas es por necesidad o por capricho. Si tienes la certeza de que el dinero del préstamos lo vas a invertir en un proyecto que con el paso del tiempo de va a permitir recuperarlo, sin duda, es un motivo por el que endeudarte, como por ejemplo estudiar una carrera universitaria, un máster en el extranjero o emprender en una empresa.

Si por el contrario se trata de un gasto superfluo, que no supone una necesidad y a través del cual no vas a recuperar el dinero invertido, como realizar grandes viajes o comprar un coche o una casa mejor, lo recomendable es ahorrar con el tiempo y realizar la inversión cuando dispongas del dinero, no pidiendo un crédito.

¿CUÁNTO TE VA A COSTAR EL PRÉSTAMO?

Antes de contraer un préstamo es crucial tener en cuenta los intereses que te va a suponer, no solo en el momento de pedir el crédito sino durante todo el tiempo que dure. Si el interés es fijo no existirán alteraciones, pero si es variable deberías calcular la cantidad con la media del Euribor a un año desde su nacimiento hasta el momento de la contratación del préstamo.

Además existen costes asociados a la contratación del préstamo que deberías tener en cuenta.

¿CUÁLES SERÁN TUS INGRESOS?

Antes de pedir un préstamo debes asegurarte de que podrás devolverlo, es decir, que vas a seguir teniendo ingresos de sobra que te permitan saldar tu deuda. En muchas ocasiones que tus ingresos crezcan con los años es una cuestión de formación y de edad. En cualquier caso, es fundamental que analices tus ingresos actuales y cómo prevés que evolucionen antes de pedir un préstamo.

¿EXISTE RIESGO?

Si la suma de los salarios de tu familia equivale a 2.000€ o más, una medida prudente sería dedicar un máximo del 35% de los ingresos a sufragar las cuotas mensuales de los distintos préstamos. Es aconsejable pagar todo lo que has gastado durante el mes a principios del siguiente

¿QUÉ PUEDE OCURRIR SI NO PAGAS UNA DEUDA?

Además de valorar los intereses y nuestra situación económica también es importante que valoremos todas las consecuencias que puede tener. El impago de un préstamo puede llevarte a embargo de tus bienes. Según la legislación española, debes responder con todos tus bienes si no pagas las correspondientes cuotas a pesar de que no actúen como garantía directa del mismo. Además, entrarás en los registros de morosidad y será muy complicado que puedas obtener en el futuro un préstamo de una entidad financiera.

Valora estas premisas antes de pedir un aval o préstamo