Cuidado con lo que dices, puedes parecer más viejo

Mientras que la tecnología es un viaje en alfombra mágica hacia el futuro, la brecha generacional se está convirtiendo rápidamente en una división continental. Hay palabras que delatan y pueden hacerte parecer el más viejo del trabajo. Estas son alguna de las frases que teniendo 30 te hacen parecer de 50.

Cuidado con lo que dices, puedes parecer más viejo

“Por favor, ponga el teléfono lejos”. Una cosa es que un persona no se separe del teclado de su iPhone durante una reunión importante. Pero hay muchas personas que utilizan el iPhone para tomar notas, organizar su agenda o twittear un contenido importante que se esté compartiendo en ese momento. Existen aplicaciones para agilizar el trabajo en las reuniones: Evernote, EasilyDo y Any.do.

Cuidado con lo que dices, puedes parecer más viejo

“No, no se puede trabajar desde casa”. Los millennials valoran más el cumplimiento y respeto en los entornos de trabajo que una buena compensación monetaria. Suponer que van a ser menos productivo en sus casas que en la oficina de trabajo puede ser peligroso. Capacitarles para que tengan autonomía para trabajar desde casa cuando sea necesario aumentará su sentimiento de confianza. Si alguien sobresale desde su casa, tendrás un ejecutivo joven, feliz, productivo y competente. Simple y eficaz.

Cuidado con lo que dices, puedes parecer más viejo

“¡Tienes un mail!”. Sé más directo. Dirígete a tu compañero directamente o utiliza el Whatsapp.

Cuidado con lo que dices, puedes parecer más viejo

“No hay nada como una reunión en persona”. Nunca ha sido más fácil de llevar a cabo una reunión usando la tecnología: GoToMeeting, Skype, FaceTime, lo que sea. Sólo las reuniones más importantes tienes que ser en persona. Ahorrar tiempo y dinero triunfará sobre la falsa sensación de una reunión. Concéntrate en tu mercado local y aumentar la eficiencia con reuniones online o llamadas.

Cuidado con lo que dices, puedes parecer más viejo

“Ella es una gurú de las redes sociales”. Si le preguntas a 100 preadolescentes si son gurús de las redes sociales, apuesto a que 99 dirían que sí. Si tu organización no está aprovechando las redes sociales en ninguna de sus formas, está condenada al fracaso. Decir que alguien de tu compañía es una gurú de los medios de comunicación social sólo te hará sonar como un anticuado. Olvídate del término gurú y afina tus habilidades en las redes sociales.

[td_smart_list_end]