Sony llegó a un acuerdo con MetroGoldwyn-Mayer y Danjaq LLC, la empresa familiar que ha producido casi todas las películas de James Bond estrenadas hasta la fecha. Esta entente le cedía la distribución de los cuatro últimos films de la saga. Skyfall, el último estrenado en nuestro país, logró una recaudación de 1.100 millones de dólares en todo el mundo.

[vc_posts_slider count=1 interval=3 slides_content=teaser slides_title=1 thumb_size=large posttypes=post posts_in=7790]

Con la distribución de esta película Sony se embolsó 57 millones de dólares, según documentos filtrados de la empresa. MGM percibió por Skyfall un total de 175 millones, mientras que Danjaq obtuvo 109 millones de dólares. Sony, además de distribuir las películas de Bond, financiaba la mitad de la producción y los costes publicitarios. A cambio, recibía el 25% de los beneficios.