Netflix está a punto de tomar medidas enérgicas contra el uso compartido de contraseñas fuera de los hogares, según ha confirmado el gigante del streaming online.

Al anunciar sus resultados del cuarto trimestre, Netflix también dijo que pondrá en marcha una opción de pago para aquellos que quieran compartir sus cuentas. «Hoy en día, el uso compartido de cuentas (más de 100 millones de hogares) socava nuestra capacidad a largo plazo para invertir y mejorar Netflix, así como para construir nuestro negocio», aseguró la compañía en una carta a los accionistas.

«Aunque nuestras condiciones de uso limitan la utilización de Netflix a un hogar, reconocemos que esto supone un cambio para los miembros que comparten su cuenta de forma más amplia. A medida que implementemos el uso compartido de pago, los miembros de muchos países también tendrán la opción de pagar más si quieren compartir Netflix con personas con las que no viven.»

La ofensiva comienza en marzo

Netflix anunció sus planes para acabar con el uso compartido de contraseñas a finales del año pasado, pero no dio una fecha concreta para comenzar. Aunque todavía no está confirmado, la plataforma ha especificado que las medidas contra el uso compartido de contraseñas entrarán en vigor a finales del primer trimestre de este año, por lo que cabe esperar que lo hagan a finales de marzo. No hay noticias sobre cuánto costará la opción de compartir contraseña de Netflix, pero en algunos mercados se ofrece por tres dólares, así que será mucho más barato que comprar dos cuentas.

Como escribí anteriormente, cuando Netflix empiece a tomar medidas enérgicas contra el uso compartido de contraseñas, podrá saber si intentas seguir haciéndolo. La compañía recopila grandes cantidades de datos de los usuarios y el uso compartido de contraseñas puede detectarse a través de las direcciones IP, los identificadores de los dispositivos y la actividad de las cuentas.

El gigante del streaming parece decidido: Netflix admite que, aprendiendo de la experiencia en Latinoamérica, donde ha desplegado el uso compartido de pago, habrá «cierta reacción de cancelación en cada mercado», lo que afectará al crecimiento de miembros a corto plazo. «Pero a medida que los hogares prestatarios empiecen a activar sus propias cuentas independientes y se añadan más cuentas de miembros, esperamos ver una mejora de los ingresos generales, que es nuestro objetivo con todos los cambios de planes y precios», ha dicho.

La opción de Netflix con publicidad

Netflix lanzó el año pasado una opción con publicidad, pero hasta ahora no ha sido muy popular. La compañía cree que la publicidad televisiva de marca es «una oportunidad sustancial de ingresos y beneficios graduales a largo plazo para Netflix», y añade que su «capacidad para poner en pie este negocio en seis meses subraya nuestro compromiso tanto de dar a los miembros más opciones como de reacelerar nuestro crecimiento».

«Aunque todavía es pronto para los anuncios y tenemos mucho que hacer (en particular, mejorar la orientación y la medición), estamos satisfechos con nuestro progreso hasta la fecha en todas las dimensiones: experiencia de los miembros, valor para los anunciantes y contribución progresiva a nuestro negocio», dijo Netflix. «La participación, que es coherente con la de los miembros de planes sin anuncios comparables, es mejor de lo que esperábamos y creemos que el precio más bajo está impulsando el crecimiento de los miembros«.

Netflix dijo que la reacción al lanzamiento tanto de los consumidores como de los anunciantes ha «confirmado nuestra creencia de que nuestro plan con publicidad tiene una fuerte economía unitaria (como mínimo, en línea o mejor que el plan sin publicidad comparable) y generará ingresos y beneficios graduales».

Admite que el impacto en 2023 será modesto «dado que se irá acumulando lentamente con el tiempo».

Se enfrenta a la dura competencia de sus rivales, pero Netflix dijo que su contenido del cuarto trimestre superó las expectativas: Wednesday fue su tercera serie más popular de la historia; Harry & Meghan la segunda serie documental más popular; Troll su película no inglesa más popular; y Glass Onion: A Knives Out Mystery fue la cuarta película más vista.

Netflix también ha anunciado que su consejero delegado, Reed Hastings, deja el cargo tras 25 años al frente de la compañía y pasa a ser presidente ejecutivo. Por su parte, Ted Sarandos y Greg Peters son ahora codirectores ejecutivos de la plataforma de streaming.