Zara Wangfujing (Pekín, china). (Foto: Inditex)

Inditex está estudiando la posibilidad de vender su negocio en Rusia en un contexto marcado por la guerra de Ucrania, aunque podría seguir operando en el país con Zara que cambiaría de nombre, mientras que Massimo Dutti, Oysho o Zara Home abandonarían el mercado ruso por completo.

En concreto, la compañía fundada por Amancio Ortega está considerando la posibilidad de transferir sus activos rusos a socios de un país «amigo», por ejemplo, del Sudeste Asiático o del Golfo Pérsico, según informa el medio ruso Kommersant y recoge Europa Press.

Fuentes consultadas por Kommersant han explicado que la transferencia del negocio ruso de Inditex a los socios llevará de seis meses a un año y han señalado que Massimo Dutti, Oysho y Zara Home abandonarán por completo el mercado ruso, mientras que el resto de marcas, entre ellas Zara, abrirán con otros nombres y con nuevas colecciones no antes de la primavera de 2023.

Un escenario similar fue implementado previamente, el pasado mes de julio, por el minorista polaco LPP, con marcas como Reserved, Cropp, Mohito y Sinsay, que transfirió tiendas en la Federación Rusa a una empresa registrada en Emiratos Árabes Unidos. Al mismo tiempo, los puntos de venta del grupo de moda reanudaron su actividad, pero bajo nuevos rótulos.

El consejero delegado de Inditex, Óscar García Maceiras, ha afirmado este martes que la compañía sigue prestando apoyo a sus equipos en Rusia y Ucrania desde que el pasado mes de marzo suspendiera sus operaciones en ambos mercados con el inicio de la guerra.

García Maceiras, quien ha realizado estas declaraciones durante su visita a la Plataforma Logística de Zaragoza (Plaza), ha recordado que ya el cinco de marzo Inditex comunicó que su principal objetivo era el apoyo a sus equipos en Rusia y Ucrania, que ha continuado prestando.

«Seguimos monitorizando la situación y valorando distintas alternativas«, ha señalado el cosejero delegado tras conocerse que la compañía estudia la venta de su negocio en Rusia, aunque podría seguir operando en el país con Zara.

También ha indicado que el pasado mes de junio la empresa provisionó 216 millones de euros para cubrir los gastos estimados hasta el fin de este ejercicio en ambos países. Inditex ha aumentado sus ventas un 24% en otros lugares, tras cerrar el mercado ruso, han indicado fuentes de la compañía.

502 tiendas en Rusia

El pasado mes de marzo, días después de que comenzara el conflicto bélico, Inditex decidió cerrar sus 502 tiendas en Rusia, su segundo mercado después de España, con más de 9.000 empleados, y suspender la venta online en dicho país como consecuencia de la invasión rusa en Ucrania. De los 502 establecimientos, 86 son Zara.

Rusia constituye alrededor del 8,5% del resultado neto de explotación (Ebit) global del grupo. En concreto, el resultado antes de impuestos de este mercado fue de 86 millones de euros en 2020 (229 millones de euros en 2019), con unas ventas cercanas al 5% del total, lo que supone más de 1.000 millones de euros.

La compañía fundada por Amancio Ortega resaltó en ese momento que todas las tiendas operaban en régimen de alquiler, por lo que la inversión no era relevante desde el punto de vista financiero.