Q-Energy ha adquirido una participación de control en Acorn Bioenergy Limited a través de su fondo Q-Energy V, y el siguiente paso de la compañía será aportar capital adicional para construir 15 plantas en Reino Unido para producir biometano.

Q-Energy maneja recursos de conocidos patrimonios españoles, entre los que figuran la familia Fuxá (propietarios del grupo hotelero Iberostar), Juan Abelló (Torreal), la familia Riberas (Gestamp), Gallardo (Grupo Almirall) y Benjumea.

El anterior propietario mayoritario de Acorn Bioenergy Limited, P3P Partners, mantendrá una participación minoritaria en Acorn, una empresa que está especializada en la producción de biometano y dióxido de carbono verde, propiedad de los empresarios Julian Harris y Rupert Lywood.

Según Q-Energy, se espera que Acorn se convierta en «la principal plataforma de biometano y CO2 verde del Reino Unido» dado que se prevé que cuando su cartera de plantas prevista esté plenamente operativa generará aproximadamente 17.000 metros cúbicos hora de biometano para la red de distribución del Reino Unido.

«La operación forma parte del plan estratégico de Q-Energy, cuyo objetivo es acelerar la transición energética con inversiones de 9.000 millones de euros en fuentes de energía renovables, almacenamiento de energía y proyectos de distribución para 2025″, añade el comunicado, que recoge Europa Press.

El director general de Q-Energy, Iñigo Olaguibel, ha destacado que la operación supone un «paso importante» en la misión de la firma de acelerar la transición energética, «especialmente en tiempos en los que la diversificación y la seguridad del suministro de energía son más importantes que nunca».