Grupo Empresarial Fuertes,  la compañía murciana propietaria de El Pozo, Fripozo o Bodegas Luzón, cerró el ejercicio de 2021 con una cifra de negocio de 2.020 millones de euros, un 6,1 más que un año antes, según Expansión, que recoge los datos registrados en el Registro Mercantil.

La información también señala que el incremento de la facturación trajo consigo un incremento en las principales partidas de gasto de la empresa, algo que provocó un descenso del 9% en su resultado de explotación: 150 millones de euros.

Los mayores beneficios aportados por las participadas del grupo (que cambiaron de 2,9 a 9,2 millones), acompañado de un menor pago de impuestos, provocaron que su beneficio neto ascendiera a 136 millones. (España aportó 131 millones a su beneficio, y Francia 1,36).

Su área inmobiliaria también logró importantes crecimientos en las ventas con un aumento del 86,9% en su división hotelera.

En cuanto a la guerra en Ucrania, la empresa ha manifestado que no espera un impacto significativo en sus actividades, pese a tener una participada rusa, ya que es socio estratégico y accionista de la cárnica rusa Cherkizovo, la mayor de Rusia.