DAZN colapsó con la emisión del partido FC Barcelona-Rayo Vallecano, el pasado sábado 13, dejando sin poder ver el encuentro a una gran parte de sus abonados y a gran parte de los suscritores de Movistar + y Orange. Por esta razón, ambas telefónicas llegaron a un acuerdo con DAZN para poder emitir los tres partidos restantes de la primera jornada en las aplicaciones de las operadoras.

La conexión de algunas cuentas presentaron fallos durante los primeros 45 minutos del partido. En las redes sociales abundaban los mensajes de queja por el problema para ver el partido, así como las dificultades para encontrar una solución al mismo.

Desde el primer momento, Movistar Plus+ Orange informó a sus suscriptores que los fallos técnicos para ver el partido eran responsabilidad de DAZN, y señalaron por Twitter: “Por problemas técnicos en la plataforma de DAZN ajenos a Movistar, nuestros clientes no pudieron activar el acceso a la plataforma DAZN en dispositivos”.

Para solventar la situación, DAZN entregó la señal a Movistar Plus+ y a Orange y dio su autorización para que en los partidos del resto de la jornada, como el Valencia-Girona del domingo (sobre los que tenía derechos), se puedan ver directamente en esas plataformas sin tener que acceder directamente desde DAZN.

Desde DAZN admiten los problemas técnicos y ponen en valor cómo junto a sus partners han podido reaccionar rápidamente para ofrecer una solución que garantice que los clientes puedan disfrutar de los partidos del resto de la jornada con normalidad.