Evo Payments ha alcanzado un beneficio neto entre enero y junio de 16,4 millones de dólares (16 millones de euros), lo que supone cuatro veces en comparación al mismo periodo del año anterior, cuando ganó cuatro millones de dólares (3,9 millones de euros).

El beneficio bruto de explotación (Ebitda) ajustado aumentó un 20%, hasta los 91,7 millones de dólares (90 millones de euros) en el año, y los ingresos ascendieron a 264,6 millones de dólares (259,7 millones de euros), el 16% más.

Solo en el segundo trimestre, el beneficio neto fue de 11,3 millones de dólares (11,09 millones de euros), con un Ebitda ajustado de 51,7 millones de dólares (50,7 millones de euros), un 37,6% más, y unos ingresos de 137,7 millones de dólares (135,15 millones de euros), un 13% más.

«Estoy satisfecho con los buenos resultados obtenidos este trimestre, que se deben en gran medida al crecimiento de nuestros mercados internacionales y a los canales globales de tecnología, ya que hemos ampliado nuestras redes, firmado nuevos acuerdos comerciales y fidelizado las relaciones existentes», ha destacado el consejero delegado de Evo Payments, James G. Kelly.

La compañía ha anunciado, a su vez, la firma de un acuerdo de fusión definitivo con Global Payments, que pagará 34 dólares (33,38 euros) por acción en efectivo, en una transacción que representa un valor empresarial para Evo Payments de 4.000 millones de dólares (3.927 millones de euros).