Belleza. Velocidad. Confort. Tecnología… Alfa Romeo ha fabricado desde sus orígenes coches con un encanto exclusivo que han hecho soñar a generaciones enteras, consiguiendo siempre ser protagonistas en un mundo en constante evolución. Así lo avalan sus más de 110 años de historia.

Corría el año 1906 cuando se fundó la Società Italiana Automobili Darraq. Sin embargo, tan solo tres años después, el entusiasmo inicial y las grandes ambiciones se frenaron con la llegada de una profunda crisis económica.

En su afán por resurgirla de sus cenizas como si de un ave Fénix se tratase, Cavalier Ugo Stella, director general de la compañía, promovió la creación de una nueva empresa que intentara revivir la fortuna de la fábrica.

Así, el 24 de junio de 1910 se registró oficialmente el nuevo nombre de la compañía, ALFA (Anonima Lombarda Fabbrica Automobili) y se puso en marcha el proyecto del que fue el primer coche histórico de la marca: el de 24 CV.

A pesar del éxito de los primeros autos, la compañía no lograba despegar económicamente y con el comienzo de la Primera Guerra Mundial, se procedió a su disolución anticipada.

Romeo de apellido

El joven empresario napolitano Nicola Romeo había fundado la compañía Ing. Nicola Romeo & C. gracias al capital del Banco de Descuento Italiano (Bis). Su taller no tenía un tamaño adecuado para poder hacer frente a los pedidos, pero no muy lejos del mismo estaban las estructuras que ALFA estaba liquidando. Bis no se lo pensó: adquirió las acciones y encomendó el control a Nicola Romeo & C.

Es tal el éxito de la compañía que los inversores deciden hacerla pública en 1918 bajo el nombre de Società Anonima Italiana Nicola Romeo & C., o Alfa Romeo.

Nueva era

Durante la guerra, Romeo ni siquiera tuvo en cuenta la producción de automóviles. No fue hasta finales de 1919 –cuando la guerra remitía– que se reanudó la producción de automóviles, primero con el ensamblaje de piezas en stock, después con el diseño de nuevos modelos. Un hecho que marcó una nueva era.

A principios de la década de 1920 se presentó la RL y en 1923 debutó el símbolo Quadrifoglio con la gran victoria de la Targa Florio. Tras estos triunfos, se abrió la era gloriosa de Vittorio Jano, el Gran Premio de Tipo P2 y la victoria del primer Campeonato del Mundo, que trajo consigo la famosa corona de laurel a la marca.

Targa Florio de Alfa Romeo.

Alfa Romeo atravesaba un momento de gran popularidad, con modelos icónicos de prestigio internacional y un éxito deportivo que parecía imparable. A esto se sumó la producción de nuevos motores aeronáuticos y vehículos industriales.
Sin embargo, la situación económica, minada por la crisis mundial, volvía a ser muy difícil. Por ello, en 1933, la empresa fue comprada por el Instituto para la Reconstrucción Industrial (IRI) y Ugo Gobbato nombrado gerente general.

El directivo transformó la compañía en una gran industria organizada y eficiente, capaz de producir automóviles, motores de aviación y vehículos pesados.

En 1935 se militarizó la empresa, tiempos en los que toda la zona de carreras estaba encomendada a la Scuderia Ferrari, y es en este momento cuando nacieron los coches legendarios: 6C 2300, 6c 2500, 8C 2300 y 8C 2900 B.

Sin embargo, tras el asesinato de Gobbato en 1945, Pasquale Gallo se encargó de la desmilitarización de Alfa Romeo. Los “Alfetta” 158 y 159 dominaban los dos primeros campeonatos mundiales de la recién nacida Fórmula 1 y el 1900 hizo su debut en el mercado, por primera vez equipado con una carrocería portante y producido en una línea de montaje.

Entre 1950 y 1974, bajo la dirección de Giuseppe Luraghi, la empresa experimentó un enorme desarrollo con la producción de Giulietta y Giulia.

La crisis energética y una difícil situación social, sindical, política y empresarial llevaron a la empresa a nuevas dificultades. En 1986, la crisis de Alfa Romeo parecía irreversible y Finmeccanica se vio obligada a vender la empresa al Grupo Fiat. Siguieron años polémicos, en los que los éxitos deportivos y comerciales se alternaron con períodos mucho menos prósperos. Es la época de los 164 y 155, hasta el gran paso adelante que marcan los 156, 147, 8C Competizione, Mito y Giulietta. Y finalmente el 4C, que abre una nueva era.

Éxito dentro y fuera de la pista

Alfa nació en 1910 e inmediatamente la atención se centró en las carreras: hizo su debut con los primeros autos, luego desarrolló el diseño futurista y refinado del Gran Premio de 1914, cuya carrera se vio truncada solo por la Primera Guerra Mundial.

Cinco títulos mundiales, entre ellos el primer Campeonato del Mundo de coches de Gran Premio en 1925 y los dos primeros de Fórmula 1 en 1950 y 1951. Luego 11 Mille Miglia, 10 Targa Florio, cuatro ediciones de las 24 Horas de Le Mans y cientos de triunfos entre los deportivos y turismos escriben la legendaria e irrepetible historia deportiva de Alfa Romeo. Bajo el signo del Quadrifoglio.

Belleza en movimiento

Alfa Romeo Giulia.

Alfa Romeo Giulia, uno de los autos que más ha impulsado el desarrollo de la marca italiana, es único es su forma de transmitir emociones y placer en la conducción.

Su diseño italiano, su tecnología avanzada y su potente motor han sentado las bases de otros modelos de la firma, como el Stelvio.

Pasión, en el centro de todo

El Stelvio, que lleva el nombre de uno de los más espectaculares y famosos puertos de montaña del norte de Italia, con 48 curvas cerradas, fue, en 2017, el primer SUV comercializado por la marca del biscione.

Stelvio, el SUV de Alfa Romeo.

El legendario fabricante italiano, que se había resistido hasta entonces a lanzar este tipo de vehículo, se aplicó a fondo para convertirlo en un coche que tuviera el ADN de elegancia y deportividad que ha caracterizado a la marca desde sus orígenes. Así, el Stelvio nacía como el todocamino de tamaño medio más ligero de su clase, cuya construcción está basada en la berlina Giulia.

Metamorfosis

Alfa Romeo presentaba a principios de este 2022 el Tonale, el modelo con el que comienza la metamorfosis de la marca. Si bien permanece fiel a su ADN de deportividad italiana, con Tonale se produce una evolución radical en Alfa Romeo, que apuesta por una nueva era de conectividad y electrificación.

Como exclusiva mundial, el Tonale es el primer coche del mercado equipado con un certificado digital NFT (token no fungible). Basado en la tecnología blockchain y vinculado de forma única, el NFT del Tonale certifica el automóvil en el momento de la compra y evoluciona para representar su uso durante el ciclo de vida del vehículo, con importantes ventajas en términos de protección del valor residual.

Además, en términos de conectividad, incluye actualizaciones inalámbricas y el asistente virtual Alexa de Amazon, con dos pantallas TFT de 22,5 pulgadas.

En cuanto a motorizaciones, el Tonale tiene dos niveles de electrificación, híbrido e híbrido enchufable. Se estrena con una versión híbrida de 130 caballos y tracción delantera, con un nuevo motor gasolina de 1.5 litros, combinado con un motor eléctrico de 15 kilovatios, y un cambio automático de doble embrague de siete velocidades.

También está disponible el Tonale Híbrido VGT de 160 caballos y tracción delantera, que incluye adicionalmente un turbocompresor de geometría variable. El tope de la gama es el Tonale Híbrido Enchufable Q4 de 275 caballos, una versión de altas prestaciones con tracción total y 80 kilómetros de autonomía ‘cero emisiones’ que estará disponible próximamente.

Alfa Romeo Tonale.

Por si esto fuera poco, la firma también comercializa el Alfa Romeo Tonale ‘Edizione Speciale’, disponible en una configuración Hybrid con un motor 1.5 de 4 cilindros y 130 CV, y una versión equipada con un motor diésel de 1,6 litros que entrega 130 CV de potencia.

La oferta comercial de la exclusiva Gama Híbrida está diseñada para ofrecer a los clientes una tranquilidad total y proteger el valor residual. Los amantes de la conducción podrán disfrutar del Alfa Romeo Tonale Super 1.5 130cv MHEV FWD desde 279 euros/mes, cinco años de garantía (tres de garantía legal y dos de garantía extendida) y tres años de servicios premium y mantenimiento de neumáticos. Además, ALFA CONFIDENCE te permite decidir tras probarlo durante treinta días si te lo quedas o lo devueldes.

*En 36 cuotas
Entrada: 6.100,00€, Última cuota: 22.656,25€. Comisión de apertura (3,95%) 1.092,36€ al contado. TIN 6,50%. TAE 8,39%*.
Financiación con FCA Capital. Oferta válida hasta fin de mes.