Repsol

Repsol y la gestora Suma Capital han puesto en marcha un fondo de capital riesgo, Net Zero Tech Ventures, para invertir en tecnologías de descarbonización y economía circular con la ambición de acelerar su aplicación a escala industrial, que tendrá un tamaño objetivo de 150 millones de euros.

De esta cantidad, Repsol aportará 50 millones, y se dará entrada a nuevos inversores hasta completar el total. El vehículo se centrará en ámbitos como la movilidad baja en carbono, la descarbonización de la industria y la economía circular, las energías renovables y las soluciones energéticas digitales, en tanto que tendrá un alcance internacional, orientado principalmente a Europa y Norteamérica.

Por otro lado, Repsol Corporate Venturing, el vehículo de la multienergética para invertir en startups tecnológicas y que se creó en 2016, pasará a denominarse Repsol Deep Tech. Será de propiedad exclusiva de la compañía, estará gestionado por ésta, y contará con 50 millones de euros para realizar inversiones en startups que desarrollan tecnologías para la descarbonización, pero que aún se encuentran en fases iniciales de desarrollo.

El objetivo de estos dos vehículos, que serán complementarios entre sí, es diversificar su estrategia de inversión capital riesgo y combinar sus capacidades internas en innovación y desarrollo propio de tecnología con la participación en startups tecnológicas, según ha destacado la compañía en un comunicado.