Munich, la marca de calzado y material deportivo, ha alcanzado una facturación récord de 52,6 millones de euros, lo que supone un 28,71% más que en 2021, cuando cerró rozando los 41 millones de euros, y por encima de los 44,4 millones registrados en 2019, su anterior mejor cifra.

La compañía familiar cuenta con 24 tiendas propias que han mejorado su facturación en un 24%, aportando 13,9 millones de euros, según recoge La Vanguardia.

En cuanto a las exportaciones, la cifra se ha incrementado un 28% en 2021, con Europa y Sudamérica como mercados destacados.

Marca familiar

Munich fue fundada por Luis Berneda en 1939 como Berneda, un fabricante de calzado para rugby, fútbol sala, balonmano y boxeo, entre otros deportes.

Años más tarde, en 1953, con los hermanos Luis y Francisco al frente, la marca se introdujo en la producción de zapatillas de deporte para el mundo del atletismo.

Fue en 1964 cuando la firma fue refundada: cambió su nombre por el de Munich y llegó su símbolo característico, la X.

No fue hasta 1999 con Xavier Berneda, nieto del fundador, como director de Marketing de la compañía, cuando Munich incluyó en su portfolio el calzado de calle e informal.

Una de las iniciativas más destacadas que la marca ha puesto en marcha en los últimos años es la web Munich My Way, mediante la cual los internautas pueden diseñarse su propio calzado combinando decenas de colores y texturas. Además, los usuarios tienen la posibilidad de comprar números diferentes para cada pie.