La empresa japonesa de productos de impresión Ricoh ha registrado una facturación de 311 millones de euros en España y Portugal en 2021, lo que supone un aumento del 16% en comparación a los ingresos del ejercicio precedente.

El 45% de las ventas corresponde al área de impresión de oficina, mientras que el 47% ya pertenece a soluciones digitales, según la información facilitada por la compañía recogida por Europa Press.

De su lado, el negocio de comunicaciones gráficas supone un 8% del total de facturación en la Península Ibérica.

Las adquisiciones han sido una de las claves para ampliar las capacidades de Ricoh en el terreno digital, ha explicado la empresa. Tras IPM y Totalstor en 2019, este año Ricoh ha integrado a su grupo de filiales la portuguesa Pamafe, que aporta certificaciones en soluciones en la nube, infraestructura IT, seguridad y la tecnologías para puestos de trabajo digitales.