Mahou San Miguel, la cervecera 100% española, disparó su beneficio neto en 2021, hasta alcanzar los 103 millones de euros, un 4.288,2% más que los 2,3 millones de euros de 2020, y registró una facturación récord, impulsada por la recuperación de la hostelería.

«El 2021 ha sido un año excelente, en el que hemos conseguido la facturación más alta de la compañía en un ejercicio muy complicado por la volatilidad y la incertidumbre», ha asegurado el director general de Mahou San Miguel, Alberto Rodríguez-Toquero, durante la presentación de resultados.

Las ventas de la propietaria de las marcas Mahou, San Miguel, Alhambra y Solán de Cabras se situaron en los 1.472 millones de euros, lo que supone un incremento del 17,5% y la facturación más alta de la historia de la cervecera española, mientras que el resultado bruto de explotación (Ebitda) se elevó un 69%, hasta los 281 millones de euros.

De esta forma, la cervecera incrementó su volumen de ventas hasta los 18,7 millones de hectólitros, un 5,6% más que el año anterior, de los que 14,7 millones correspondieron a cerveza y 4 millones a su negocio de agua.

Por otro lado, Rodríguez-Toquero ha destacado el fuerte compromiso de la compañía por la hostelería, sector al que han destinado más de 185 millones de euros en 2021 para ayudar a su reactivación y a que los establecimientos fueran espacios seguros, generándose una recuperación del consumo y de sus ingresos.

«Hemos seguido ayudando y apoyando a nuestros clientes. Si nuestros números son buenos, los de nuestros clientes también y eso es algo que nos satisface», ha asegurado el directivo.

Por otro lado, el director general de Mahou San Miguel ha reconocido que la «inflación es incuestionable», pero ha reiterado que «a día de hoy» la cervecera no tiene intención de elevar los precios de sus productos.

«Estamos viviendo una volatilidad brutal en la que lo más prudente a fecha de hoy es no hacer nada y aguantar lo más que podamos así», ha apuntado, al tiempo que ha precisado que es un tema que la compañía «revisa constantemente».

García-Toquero ha avanzado que las ventas de la cervecera están creciendo «bien» este año, a doble dígito, pero ha advertido de que los costes están superando ya a las ventas.

«Las ventas van a crecer, pero la dinámica de incrementos es grande. Queremos mantener nuestro compromiso de ayudar a la hostelería, por lo que no preveo que los resultados de 2022 igualen a los de 2021 por la tensión de costes», ha reconocido.