Indra ha disparado sus beneficios netos un 76% con ganancias registradas de 39 millones de euros en el primer trimestre del año, frente a los 22 millones de euros del mismo periodo del ejercicio anterior.

La compañía ha facturado 851 millones de euros, un 13,3% más que entre enero y marzo en términos reportados gracias al crecimiento de las dos principales áreas de la compañía Minsait (17,5%) y Transporte y Defensa (6%), según las cuentas anuales reportadas a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) recogidas por Europa Press.

Así, la firma ha presentado un beneficio bruto de explotación (Ebitda) de 87 millones de euros, un incremento del 36,6% amparado en el aumento en más de dos puntos porcentuales de los márgenes de la compañía, que han superado el 10% en términos brutos y se han fijado en el 8,2% en términos operativos.

La compañía, como ya hiciera en varias ocasiones en el ejercicio 2021, ha batido su récord de cartera al llegar al 31 de marzo con 5.897 millones de euros, un 12,5% más en términos reportados y prácticamente doblando el volumen de contratos de seguridad y defensa (98%) con la contratación de los radares MK1 del Eurofighter para Alemania y España.

La empresa además ha cerrado el trimestre con un flujo de caja libre positivo de 13 millones de euros, frente a la magnitud negativa de 17 millones de euros el año anterior.

El endeudamiento neto ha disminuido hasta los 215 millones en marzo, 25 millones de euros menos que en diciembre y un 57% menos en términos interanuales.

La compañía ha reiterado sus objetivos de 3.550 millones de euros de ingresos, un EBIT reportado mayor de 270 millones de euros y un flujo de caja libre de más de 170 millones de euros.

El consejero delegado de Indra, Ignacio Mataix, ha recalcado en un comunicado la «clara mejora de la rentabilidad» respecto al primer trimestre del año pasado y el buen momento comercial de las dos divisiones del grupo, lo que se traduce en «una significativa aceleración de ingresos».

DIVISIONES Y REGIONES

La división de Transporte y Defensa ha mejorado sus ingresos en un 6% con 279 millones de euros y un Ebitda de 38 millones de euros. La compañía ha mejorado su margen sobre esta magnitud hasta 13,7%, tres puntos más que en el primer del año anterior.

La compañía espera firmar este ejercicio los nuevos contratos del FCAS (Futuro Sistema Aéreo de Combate Europeo), lo que elevará las ventas de Defensa y Seguridad que se han mantenido estables gracias al crecimiento de la aportación europea y de Asia, Oriente Próximo y África.

Por su parte, Transporte y Tráfico ha creciendo un 11% con aumentos de doble dígito en ambas divisiones debido a las contrataciones en Europa y al crecimiento del negocio con Enaire en España.

En el caso de Minsait, la filial de soluciones ha facturado un 17,3% con crecimientos en doble dígito de todas las divisiones, especialmente Administraciones Pública y Sanidad, que ha facturado un 28% más en moneda local y, de cara al futuro, ha más que doblado su cartera en los últimos 12 meses.

Asimismo, el área Digital ha contribuido este primer trimestre con 158 millones de euros a la filial, un 28% de sus ventas y un 22% más en términos absolutos de lo facturado entre enero y marzo de 2021.

A nivel geográfico, España ha supuesto el 51% de los ingresos, Europa un 19%, América, un 18% y África, Asia y Oriente Medio han crecido hasta representar el 12% del ‘mix’.

En términos de plantilla, Indra mantiene en nómina a 53.287 profesionales (a marzo de 2022), un 2,3% más que a finales de 2021 con 1.203 contrataciones en estos tres meses repartidas entre 693 empleados en América y 530 en España.