El consejero delegado de Orange España, Jean François Fallacher, ha asegurado este martes en la rueda de prensa de resultados de la compañía que la cúpula de la futura ‘joint-venture’ con MásMóvil aún no se ha decidido en las negociaciones que mantienen con los fondos propietarios del operador.

Fallacher ha asegurado que seguirá al frente del operador hasta que cristalice la operación y el eventual proceso de fusión, y ha subrayado que una vez se culmine la transacción y sea aprobada, será el momento de discutir sobre el equipo de dirección de la firma.

Fuentes próximas a la operación habían señalado previamente que el consejero delegado de la ‘joint venture’ sería Meinrad Spenger, el actual consejero delegado de MásMóvil, mientras que Orange aportaría el director financiero y el presidente del consejo.

Fallacher ha reiterado la vocación de permanencia en España de la compañía, así como la intención del grupo francés de ejercer pasados los años el derecho de recompra sobre el 50% que no controlará para reincorporar la compañía.

Asimismo, se ha mostrado optimista sobre la futura aprobación del acuerdo, ya que considera que no dañará la competitividad del mercado español, «donde existen cientos de marcas» y un sólido mercado mayorista.

La fusión de Orange y MásMóvil generaría el mayor operador por número de clientes de España, con una valoración de 19.400 millones de euros. Las partes esperan cerrar la negociación en verano y conseguir la aprobación definitiva en 2023.

Uno de los temas abordados es la cantidad de marcas que tendrá la ‘joint-venture, al sumar las tres marcas con las que cuenta Orange con la decena de marcas de MásMóvil y la posible reducción de las mismas.

A este respecto, Fallacher no ha hecho comentarios al señalar que ambos operadores serán competidores hasta que se concrete la fusión y ésta reciba la aprobación, y ha aclarado que de las negociaciones se encarga un equipo paralelo que no está involucrado en la operación de la compañía.

EVOLUCIÓN DEL NEGOCIO

Orange ha facturado 1.132 millones de euros en el primer trimestre, lo que supone un 4,6% menos que en el mismo periodo de 2021. No obstante, Fallacher ha hecho hincapié en la progresiva estabilización de los ingresos de la firma.

El directivo también ha destacado el impacto de la inflación, y aunque tanto él como el director de Residencial, Diego Martínez, han señalado que no hay planes a corto plazo de subir tarifas, han abierto la puerta a hacerlo más adelante si la inflación no se modera en el segundo semestre.

En este ámbito, los directivos también han destacado que la compañía cuenta con PPA’s (contratos bilaterales de electricidad a plazo) firmados para la mayor parte de su conusmo eléctrico.

Martínez además ha desligado a Orange de la estrategia de Telefónica y ha asegurado que las tarifas de Orange no incluirán los servicios anexos y se centrarán únicamente en la conectividad.

La empresa ha terminado el trimestre con 16,4 millones de clientes de móvil y 4,9 millones de fijo.

5G Y EMPRESAS

La cúpula de Orange España también ha dado cuenta del avance de la implantación del 5G tanto a nivel de clientes como en su cobertura de red.

Así, la firma ha multiplicado por 2,5 sus clientes 5G hasta 1,1 millones, lo que equivale al 15% de sus clientes con contrato. Los smartphone que soportan esta tecnología ya suponen además el 55% del total de las compras.

A nivel de cobertura, el 5G ya supera el 60% de España con 881 municipios con despliegues. La operadora ya ha desplegado en la banda de 700 MHz en 241 municipios, en línea con su objetivo de llegar a más de 1.100 a final de año.

La compañía se ha mantenido a la cabeza de la venta de dispositivos electrónicos con más de 830.000 y el crecimiento de categorías como los productos de audio (251%) y PCs (74%).

No obstante, los ingresos en este apartado han caído un 3% hasta los 150 millones de euros. En este campo, el director de Servicio y Atención al Cliente, Ignacio López, ha destacado que Orange «vende más que Vodafone y Movistar juntos».

En el caso de las empresas, el grupo ha incorporado en el primer trimestre 4.000 clientes de fibra óptica y 10.000 de móvil en el apartado de pequeñas y medianas empresas.

Asimismo, en el campo de grandes empresas, la compañía ha incrementado sus ingresos recurrentes en un 10% en este campo con adjudicaciones como varios lotes del paquete de servicios tecnológicos de la Comunidad de Madrid.

FÚTBOL

Fallacher ha asegurado que la compañía continúa negociando con Dazn por su parte del fútbol, aunque ha remarcado que «no sería un drama» no llegar a un acuerdo, ya que los clientes de Orange siempre podrían contratar la plataforma de manera individual.

En este sentido, y aunque «todas las opciones están sobre la mesa», Martínez sí ha reconocido que sería «incómodo» para el cliente conectarse a distintas aplicaciones.

Ambos directivos han insistido en que el fútbol sigue siendo «caro», pero han subrayado los beneficios en torno al pago por cliente (ARPU) y fidelidad que reporta.

Según los datos presentados este martes, el cliente de fútbol de Orange ha crecido un 11% interanual, con un cliente con un ARPU un 52% superior al cliente medio de Orange.