La Comisión Europea ha aprobado este miércoles la compra conjunta de Telxius, la empresa que aglutina el negocio de cables submarinos de Telefónica, por parte de la compañía presidida por José María Álvarez-Pallete y Pontegadea, la sociedad de inversión de Amancio Ortega.

Según ha informado el Ejecutivo europeo en un comunicado, el examen llevado a cabo concluye que la transacción propuesta no plantea problemas de competencia, dada la ausencia de solapamientos horizontales o verticales entre las actividades de las empresas, según publica Europa Press.

Con esta operación, que ha seguido el procedimiento simplificado de revisión de fusiones, Telefónica incrementará su participación hasta el 70% de la sociedad y Pontegadea la aumentará hasta el 30%, desde el 50% y el 10% que controlaban previamente.

La transacción permitirá que ambos socios exploten el negocio de cables submarinos de la compañía, una vez se ha completado la desinversión de las torres de telecomunicaciones, vendidas a American Tower el pasado año por 7.700 millones de euros.

Las partes han acordado con KKR el pago de 215 millones de euros por el 40% que poseía de la sociedad, una cifra que podría variar por ajuste de la venta de las torres.

La red de cables submarinos de fibra óptica de gran capacidad de Telxius alcanza una extensión de 94.000 kilómetros con una cobertura de 93 puntos de presencia y 27 estaciones de amarre en 23 países, que permite conectar con éxito Estados Unidos, América Latina y Europa con el resto del mundo.