El próximo 1 de abril, Marta Ortega asumirá la presidenta no ejecutiva de Inditex, según se anunció a finales del pasado año. Tal y como estaba previsto, con la salida de Pablo Isla (que cobrará 23 millones de euros al dejar el cargo), la hija menor de Amancio Ortega toma las riendas de la empresa y empezará también a ostentar el cargo de consejera del grupo. Por ambas funciones, su retribución salarial ascenderá a un millón de euros (900.000 por la presidencia y 100.000 por el puesto en el consejo).

Nacida en Vigo, el 10 de enero de 1984, Marta es la única hija del segundo matrimonio de Amancio Ortega, con Flora Pérez. Estudió en un colegio de La Coruña hasta el bachillerato, que lo hizo en Suiza; y después cursó la carrera de empresariales en la escuela de negocios de la Universidad de Londres (Reino Unido), donde se licenció en 2007, especializada en empresariado internacional.

Al acabar la carrera, Ortega empezó su trayectoria dentro de Inditex como dependienta de una de las 445 tiendas Bershka que tenía el imperio textil en aquel momento. y continúo formándose desde abajo en locales de la compañía en distintas ciudades del mundo. La heredera de Amancio Ortega entraba a trabajar a las 7.30, recibía y organizaba la mercancía, y atendía a los clientes. Todo ello con un objetivo: que conociera los entresijos de la organización de la empresa al detalle.

En 2007, con tan solo 23 años, Marta fue nombrada vicepresidenta de dos sociedades patrimoniales, Gartler y Partler, aunque no tuvo funciones ejecutivas. Un año después, en 2008, se mudó a Shangai para ejercer como enlace entre la sede central en La Coruña y el mercado en el gigante asiático, un punto estratégico para el crecimiento de la empresa, según dijo Pablo Isla en aquel momento.

Tras su gira mundial, Marta volvió Galicia, donde ha trabajado en el departamento de desarrollo de producto y diseño de Zara en la sede matriz de Arteixo. Su influencia se ha notado en la marca, tanto en las colecciones de las distintas temporadas como en las limitadas, sobre las que ha volcado su filosofía de trabajo. Bajo su liderazgo, Zara ha hecho asequible para los bolsillos de la mayoría los diseños de algunos de los más grandes y exclusivos nombres de la moda como Steven Meisel, Fabien Baron, Karl Templer o Luca Guadagnino.

En 2015, fue nombrada vocal del patronato de la Fundación Amancio Ortega. Este fue el paso previo al nombramiento anunciado a finales del mes de noviembre de 2021. Ortega ocupará la presidencia del grupo el próximo 1 de abril.