Amancio Ortega ha acordado la compra del rascacielos Royal Bank Plaza de Toronto –actual sede de Royal Bank, la principal entidad financiera de Canadá– a dos fondos de pensiones canadienses por unos 1.200 millones de dólares canadienses (en torno a 838 millones de euros).

La venta de la icónica torre revestida de oro ubicada en el corazón de la capital financiera de Canadá está siendo llevada a cabo por Oxford Properties, el brazo inmobiliario del fondo de pensiones de Ontario para trabajadores municipales, y de Canada Pension Plan Investment Board, según han confirmado fuentes cercanas a Ortega a Bloomberg News.

Los fondos pusieron la propiedad a la venta el año pasado y buscaban al menos 1.000 millones de dólares canadienses (698 millones de euros), según recoge la agencia de noticias.

Se trata así de una de las mayores operaciones inmobiliarias de un edificio de oficinas en todo el mundo desde que estalló la pandemia, apunta la misma agencia.