Kyndryl, el retoño de IBM que se estrenó el pasado jueves en la Bolsa de Nueva York con descensos del 4% y que pretende convertirse en el mayor proveedor de infraestructura tecnológica del mundo, comienza su andadura en la península como socio preferente del 45% del Ibex 35, entre otros.

Entre ambos países, la firma parte con más de 250 clientes de todos los sectores económicos, ocho de los nueve mayores bancos de España, las mayores operadoras de telecomunicaciones, tres de las cuatro aseguradoras líderes y la mayor empresa de distribución en España. “Aquí contamos con un equipo de profesionales con los mejores conocimientos y experiencia del mercado”, asegura Luis Roca, presidente de Kyndryl España y Portugal.

En el sector financiero, Kyndryl hereda la relación de más de una década de ITNow con CaixaBank. Fruto de esta alianza, CaixaBank confía en la capacidad de Kyndryl como integrador multicloud durante los próximos cinco años.

Además, Kyndryl gestiona la infraestructura tecnológica de BBVA en la mayoría de los países donde opera el banco. “Concretamente, prestamos servicios de Data Center, operación y gestión de entornos críticos y seguridad tecnológica. De manera que la mayor parte de las transacciones de negocio de los diferentes bancos pasan por entornos gestionados por Kyndryl”. 

Por su parte, la alianza estratégica establecida con Kyndryl permite a Banco Sabadell dar un paso más en la modernización y transformación de sus infraestructuras tecnológicas y en la simplificación de su modelo operativo. “Todo esto ayuda al banco a incrementar su resiliencia, seguridad y escalabilidad, así como a adoptar elementos clave del nuevo paradigma tecnológico como son el cloud, el uso intensivo de los datos y la inteligencia artificial”, explica la startup en un comunicado.

En el sector asegurador Kyndryl trabaja para las principales aseguradoras del país. La firma asegura la disponibilidad de las plataformas tecnológicas en el centro de datos de Mapfre en España. “Nuestros servicios son fundamentales para garantizar las operaciones de la aseguradora, a la que acompañamos en su proceso de digitalización, adaptándonos y evolucionando al ritmo de sus necesidades”.

Además, la tecnológica ha firmado recientemente un contrato con el Consorcio de Compensación de Seguros (CCS) para la transformación de la infraestructura de la organización. Kyndryl proveerá, alojará y mantendrá la infraestructura tecnológica del CCS. Este proyecto ayudará al consorcio a ofrecer servicios más eficientes e innovadores a los ciudadanos.

En el sector público, trabaja, por ejemplo, para la Generalitat de Catalunya, colaborando con el Centro de Telecomunicaciones y Tecnologías de la Información de la Generalitat en proyectos de reducción de costes, de eliminación de obsolescencia tecnológica y de gestión infraestructuras multicloud.

Su red llega también a la Seguridad Social, dónde el equipo de Kyndryl implantó una solución de 6.000 escritorios virtuales (DaaS) en alrededor de dos semanas. “Esto permitió a sus profesionales seguir dando servicio a los ciudadanos desde sus casas durante la pandemia”, afirma la cotizada, que también llevó un proyecto de modernización de los servicios de infraestructura TI de la empresa Pascual y que incluye la gestión de dispositivos móviles y escritorios virtuales de los empleados, los servidores en entorno de cloud privado, conectividad, almacenamiento y los aspectos relacionados con la ciberseguridad.

También está presente en el sector de las utilities. Por ejemplo, la nacida de IBM trabaja estrechamente con Naturgy para ayudarle en su esfuerzo de transformación digital. Actualmente, Kyndryl está desarrollando la plataforma de gestión multicloud pública para la compañía, lo que permitirá la gestión de las principales nubes públicas del mercado dotando a la empresa presidida por Francisco Reynés de una enorme flexibilidad, transparencia y eficiencia de los costes a la hora de modernizar y crear aplicaciones que le ayuden en su proceso de digitalización.

El nacimiento de un gigante

Las acciones de Kyndryl se distribuyeron la tarde del tres de noviembre a los accionistas de IBM, que recibieron cada uno una acción de Kyndryl por cada cinco acciones de la compañía. Esta última retiene, temporalmente, el 19,9 % de los títulos de la recién nacida tras esta distribución.

La firma, que factura más de 19.000 millones de dólares (16.423 millones de euros) al año y reúne a más de 90.000 profesionales, arrancó su andadura independiente de IBM en un mercado que supondrá unos 500.000 millones de dólares (432.203 millones de euros) en 2024 y en el que, según calcula Martin Schroeter, presidente y director ejecutivo de Kyndryl, “mantiene un alto potencial de crecimiento. Existe una creciente necesidad de servicios de transformación digital y nuestra experiencia a la hora de crear, gestionar y modernizar sistemas informáticos cruciales nos coloca en excelente posición”.

Autodenominada “el mayor proveedor de infraestructura tecnológica del mundo», su propuesta integra desarrollo, seguridad y operaciones, para los que ya cuenta con 4.000 clientes internacionales. Según confirma la empresa en una nota de prensa, en esa cifra está incluido el 75% de las empresas Fortune 100 y líderes de todos los sectores –servicios financieros, telecomunicaciones, comercio minorista y el sector automovilístico, entre otros.

En el mismo comunicado, la compañía afirma su sólida posición financiera, con 19.000 millones de dólares (16.423 millones de euros) de ingresos anuales, clasificación crediticia de grado de inversión y relaciones a largo plazo con sus clientes, que generan ingresos anuales significativos y recurrentes.

Además, Kyndryl cuenta con la dirección de un experto equipo de gestores y un consejo de administración compuesto por diez ejecutivos que aportan diversidad de puntos de vista y experiencia en diferentes campos de los negocios, como los de la tecnología, servicios financieros, Administraciones Públicas y académico.