El pasado jueves, Mark Zuckerberg anunciaba que Facebook cambiaría tanto su nombre a Meta como su logotipo. Este es un paso que se ha comentado a lo largo de los días y que ya se ha hecho oficial. Pero este cambio de nombre no es más que un paso previo a lo que se avecina y es que el nombre es una antesala de algo mucho más grande: el metaverso. Este concepto, que a muchos suena desconocido por su nombre, en el fondo es algo con lo que ya hemos tenido contacto.

En películas como Ready Player One o en videojuegos como los Sims o Habbo, el usuario creaba un personaje que se personalizaba y que interactuaba con otros usuarios conectados en línea. Algo así es lo que pretende la empresa de Zuckerberg, pero llevado al siguiente nivel. El fundador de Facebook, quiere que el usuario no tenga que salir de su casa para realizar las actividades cotidianas, desde ir al trabajo hasta quedar con los amigos. Todo esto se realizaría en un espacio virtual que se visualiza a través de unas gafas de realidad aumentada, parecida a las que conocemos hoy, pero que permitirá mayores funcionalidades como detectar el movimiento o la expresión facial.

No obstante, Facebook no es la única empresa que fantasea con este proyecto, sino que otras compañías como Microsoft ya tienen su propio espacio como Microsoft Mesh, en el que los usuarios, según la propia empresa, pueden compartir experiencias desde cualquier lugar y dispositivo. En este caso, se han servido de elementos de AltspaceVR, plataforma de realidad virtual que compraron en 2017.

En el popular videojuego Fortnite, la compañía Epic Games ha trabajado con conceptos semejantes al permitir que los jugadores puedan ver incluso conciertos en directo desde el propio juego.

Al igual que en los anteriores ejemplos, especialmente en el sector de los videojuegos, no todo va a ser gratis. Lo más probable es que elementos de personalización del personaje, accesorios para decorar e, incluso, espacios virtuales, tengan un coste económico que el usuario tendrá que asumir con dinero real o a través de una compra previa de monedas virtuales.

Por el momento, esto es solo un proyecto, aunque Facebook/Meta sigue trabajando y en los próximos meses y años seguirán ampliando la información.