Mango registró unas pérdidas de 207,2 millones de euros en 2020, un año marcado por la pandemia, frente a los beneficios de casi 21 millones del ejercicio anterior, según las cuentas presentadas por la compañía en el Registro Mercantil recogidas por El País.

Los ingresos de Mango descendieron casi un 22,5%, pasando de los 2.374 millones de 2019 a los 1.842 millones del año pasado, una caída que va en línea con las cifras registradas en el sector en general, que se vio afectado por el cierre de los negocios.

La compañía estimó las pérdidas en 110,6 millones de euros durante la presentación de resultados del pasado 8 de marzo. Esto es, antes de impuestos, aunque en las cuentas se refleja que las pérdidas antes de impuestos fueron de 144,8 millones. Así pues, la diferencia entre los 110 millones anunciados y los 144,8 registrados se explica por ajustes de las nuevas normas contables. “El grupo, con la adopción de la NIIF 16, ha disminuido el resultado consolidado del ejercicio 2020 en aproximadamente 34.187 miles de euros como resultado de la adopción de las nuevas reglas”, se explica en la memoria.

En este sentido, según cuenta El País, fuentes de la compañía explican que es habitual que se ofrezcan los resultados antes de impuestos y no el neto: “Siempre damos este resultado para que no interfiera la fiscalidad en la realidad del negocio”.

Por otro lado, los portavoces de la compañía subrayan que en caso de haber presentado los resultados con base a la nueva norma contable, el Ebitda (resultado bruto de explotación) habría acabado en positivo, lo que consideran que sería algo irreal en el ejercicio de la pandemia: “El Ebitda ajustado (entendido como el cálculo del resultado de explotación más los epígrafes de la cuenta de pérdidas y ganancias consolidada de “Amortización del inmovilizado”) ha aumentado en aproximadamente 189.937 miles de euros, dado que los arrendamientos operativos están incluidos dentro del Ebitda, si bien la amortización de los derechos de uso de los activos subyacentes y los gastos financieros asociados a los pasivos registrados no están incluidos en dicho indicador”.

Apuesta por las franquicias

Mango ha ampliado su red de tiendas hasta los 2.221 establecimientos a nivel mundial, frente a los 2.188 con los que cerró 2019. Las franquicias han impulsado esta cifra con la suma de 72 nuevos comercios –ya cuenta con 1.405–, frente al cierra de 39 puntos de venta hasta quedarse en 816.

La firma de moda subraya en su informe que a cierre de 2020 todavía contaba con 4.022 trabajadores con el empleo suspendido de forma total o parcial en los países en los que tiene presencia, aunque resalta que la situación ah mejorado de forma sostenible en lo que va de 2021.

“El grupo ha establecido un plan de respuesta con medidas en todos los ámbitos para minimizar los impactos sobre la situación financiera y la continuidad de los negocios. En este sentido, ha impulsado la venta a través del canal online, ha solicitado créditos bancarios en España con aval del Instituto de Crédito Oficial (ICO) por importe de 240 millones de euros, ha renegociado contratos de alquiler, se ha apoyado en las medidas gubernamentales de suspensión temporal de empleo y ha establecido planes de contención de gastos generales, entre otras acciones”, señala la empresa en el informe de gestión.

Por estas medidas, puntualiza El País, se explica la contención de costes en el ejercicio. Entre ellos está por ejemplo el descenso del gasto en personal en casi un 20%: pasó de 412,3 millones en 2019 a los 330,6 millones del año pasado.