El sector energético afronta nuevos desafíos, retos y oportunidades para la transformación del modelo energético actual. Sin duda, la digitalización ha sido y es una palanca de cambio que ha impulsado todo este proceso mediante el uso de soluciones digitales, que permiten optimizar la automatización y gestión de procesos.

Para hablar sobre digitalización en el proceso de transición energética contamos con Carlos Vecino, director de Comercialización de Naturgy, que inaugura un ciclo de eventos Forbes Talks, en los que Salesforce participa promoviendo la conversación y contribuyendo a los procesos de digitalización de las compañías.

El directivo, que se incorporó a la energética hace apenas un año y medio, ha asegurado durante su charla con Idoia Sota, subdirectora de Forbes España, que han revisado y actualizado sus líneas estratégicas. La compañía se ha visto obligada a repensarlas y lanzar un nuevo Plan Estratégico 2021-2025 debido a los cambios en el entorno económico y energético, agravados durante la pandemia, y porque la transición energética se ha convertido en una necesidad, pero también en una oportunidad.

“Pocas veces se dan a la vez todos los elementos necesarios para que una transformación se produzca. En esta ocasión, hay un entorno social favorable, traducido en un cambio de necesidades de los clientes que reclaman cosas diferentes. Además, existe una tecnología que ya está preparada y económicamente es viable para crecer por si sola. Y un regulador que parece que está por la labor de favorecer que todo ello pase. En este entorno hemos cambiado nuestro Plan Estratégico para afrontar el camino hacia la transformación de modelo energético”, puntualiza Vecino.

Para alcanzar los nuevos objetivos, Naturgy tiene claro cuáles son los pasos a seguir: centrarse en pocas cosas y hacerlas muy bien, apostar por las renovables, tener al cliente como parte esencial del proceso, y contar con los activos que más les ayudan para ello como las redes eléctricas.

Digitalizar las redes eléctricas para descarbonizar

La digitalización de las redes eléctricas de distribución facilitará la participación de los usuarios en la descarbonización y permitirá garantizar el suministro de forma más sencilla, reduciendo los tiempos de interrupción y de mantenimiento.

En este sentido, Vecino puntualiza que el camino en materia de electrificación es muy largo y muy amplio hasta alcanzar la completa descarbonización de la sociedad. “Hoy no se pueden eliminar al 100% los combustibles fósiles”, asegura el directivo, que considera que existen otras maneras de reducir las emisiones o, al menos, compensarlas.

Así pues, apuesta por los gases renovables, utilizando otros medios que no sean contaminantes para generar ese gas; y el hidrógeno verde, con la consecuente adaptación de las infraestructuras para absorberlo.

Asimismo, el ejecutivo pone de relevancia la implicación de los propios clientes que les transmiten que quieren reducir su huella de carbono. La compañía les ayuda con la venta de energía renovable a largo plazo (Power Purchase Agreement; PPA, por sus siglas en inglés) a un precio más económico y no contaminantes; facilitando el autoconsumo; y asesorando y acompañando a los clientes para cumplan su objetivo de reducción de huella de carbono.

Invertir es arriesgar

Las empresas privadas están haciendo enormes inversiones para adaptarse a este momento de transición energética y tecnológica, a la vez que esperan que dicha inversión sea rentable a medio plazo. Para Vecino, ahora existe confluencia para que sea así, aunque cree que una inversión siempre tiene riesgo.

Idoia Sota, subdirectora de Forbes, y Carlos Vecino, director de Comercialización de Naturgy. (Foto: Luis Camacho)

“Por primera vez se ve que hay una fuerza motriz facilitada por otra que la hace viable económicamente. Ahora mismo, tanto solar como eólica, tienen planes de negocio viables por sí mismos y capacidad de desarrollo, aunque es cierto que hace falta estabilidad regulatoria”.

Por otro lado, el director de Comercialización de Naturgy expone que para acelerar al ritmo que se quiere “es necesario explorar nuevos modelos de negocio” y pone como ejemplo el hidrógeno verde. “Las empresas tienen el apetito de estar. Naturgy tiene en España una planta bastante grande con 60 mw de capacidad para la generación de esta energía. Esta es una apuesta que ahora veremos de qué manera construimos un modelo de negocio viable”.

Trabajando para ser su ‘socio favorito’

Naturgy combina la estandarización con la personalización de los servicios que ofrece a sus clientes. “La digitalización tiene un valor enorme para obtener información. Nos permite conocer el patrón de consumo de un usuario y donde puede tener alguna ineficiencia en el servicio para poder ayudarle, aconsejarle y asesorarle. Y este es el roll que queremos coger con nuestros clientes: queremos ser su ‘socio favorito’ para llevar a cabo esta transición energética”.

Para Vecino, este proceso permite ganar a todos, ya que los clientes reducen el consumo, las emisiones y la factura; y la compañía tiene un cliente para mucho tiempo. Para poder conseguir este objetivo, Naturgy utiliza una herramienta comercial cuyo objetivo es ofrecer el producto que mejor se adapta a cada cliente.

La intención de Naturgy es mejorar en este proceso. Por ello, en el futuro, puntualiza el directivo, la compañía contará con nuevas herramientas y servicios para que la personalización sea cada vez más acertada.