La Junta de Supervisión de Facebook, el grupo independiente creado por la compañía para ayudar a gestionar la red social, examinará si Facebook permite que algunos usuarios rompan sus reglas de contenido después de que una investigación del Wall Street Journal afirmara que mantiene reglas separadas para políticos y otros usuarios de alto perfil.

La junta dijo el martes que está a la espera de un informe de los ejecutivos de Facebook sobre el programa conocido como Cross Check o XCheck, que según el Wall Street Journal protege a millones de usuarios famosos de la moderación. Todo ocurre en medio de sospechas de que Facbeook ha engañado intencionalmente a la junta sobre sus reglas.

Facebook no parece estar siendo más transparente con la junta que con los periodistas que han publicado la historia. La junta dice que le pidió a Facebook que explicara Cross Check mientras compartía los criterios utilizados para agregar a alguien y la frecuencia con la que el contenido se marcaba erróneamente a través del sistema. En respuesta, Facebook «envió una explicación de la verificación cruzada, pero no elaboró criterios para agregar páginas y cuentas al sistema, y se negó a proporcionar informes sobre las tasas de error«, dice la junta en una nueva publicación de blog.

En junio, Facebook había dicho que pondría fin a una exención para los políticos que protegían sus publicaciones, un cambio que la compañía esperaba que indicara un mayor apetito por la transparencia y la coherencia en su sitio.

La Junta de Supervisión no parece estar convencida de que desde Facebook esté realmente involucrados esa misión. En la última publicación de su blog, la junta nuevamente pide a Facebook que empiece a especificar la regla exacta que una violaba una publicación en lugar de afirmar ampliamente que violaba los estándares de la comunidad.