Museo Nacional del Prado. Foto: Museo del Prado

El ‘Paisaje de la Luz‘ del Paseo del Prado y el Retiro ha sido inscrito como Patrimonio Mundial por la UNESCO, junto al templo indio de Kakatiya Rudreshwara, más conocido como Ramappa; a la ciudad china de Quanzhou, puerto de ascendencia persa; y al ferrocarril transiraní.

Situado en el corazón del centro de la ciudad de Madrid, este paisaje cultural de 200 hectáreas ha ido evolucionando desde que en el siglo XVI se creara el Paseo del Prado, prototipo de alameda hispánica dotada de una arboleda longitudinal dispuesta en tres hileras.

En el Paseo se halla todo un símbolo emblemático de la ciudad: la plaza de Cibeles, circundada por prestigiosos edificios. Dos fuentes monumentales dedicadas a dos deidades de la Antigüedad clásica, Cibeles y Neptuno, realzan también este paisaje cultural.

El sitio es sumamente representativo de la nueva concepción del espacio y el desarrollo urbanos que introdujo el régimen del despotismo ilustrado imperante en el siglo XVIII.

En el perímetro del sitio, además de los edificios dedicados al cultivo de las artes y las ciencias, se pueden encontrar otros destinados a actividades como la industria, la investigación y la atención médico sanitaria.

La superficie más extensa del sitio la ocupan las 120 hectáreas de los Jardines del Buen Retiro. Vestigios de un antiguo palacio real del siglo XVII que llevaba el mismo nombre, esos jardines son representativos de los diferentes estilos que han caracterizado el arte paisajístico desde el siglo XIX hasta nuestros días.

Adyacentes a esos jardines se hallan el Real Jardín Botánico y el barrio residencial de los Jerónimos que cuenta con una profusa variedad de edificios de los siglos XIX y XX, algunos de los cuales son sedes de instituciones culturales.

Así es su candidatura en cifras:

  • En la 44º sesión del Comité de Patrimonio Mundial de la Unesco el ‘Paisaje de la Luz’ del Paseo del Prado y el Retiro ha sido inscrito como Patrimonio Mundial por la Unesco.
  • Primer bien mundial inscrito en la capital de España.
  • La Comunidad de Madrid cuenta con cinco bienes, el recién nombrado, el Monasterio de El Escorial, la universidad y el casco histórico de Alcalá de Henares, el paisaje cultural de Aranjuez y el Hayedo de Montejo.
  • Siete años de trabajo lleva detrás de sí la candidatura madrileña, idea que arrancó en 2014 del gobierno municipal liderado por la exalcaldesa Ana Botella.
  • Incluye más de 21 bienes de interés cultural y muchos de los fondos y colecciones que contiene son de dimensión universal como la Real Academia, las obras de Goya, Velázquez, Picasso, las colecciones de láminas y archivo del Real Jardín Botánico o el telescopio Herschfeld.
  • España se convierte así en el tercer país del mundo con más patrimonio mundial, solo por detrás de Italia y China.
  • Esta decisión, alcanzada este domingo con el acuerdo unánime del organismo, supone la inscripción del 49º hito español.

¿Y desde el punto de vista económico?

Las lluvias, el sol y otros fenómenos atmosféricos, junto al paso del tiempo o la contaminación, deterioran los monumentos. Su restauración, cuidado y mantenimiento conlleva grandes inversiones, y es aquí cuando entra en juego la UNESCO.

La conservación y protección de los sitios del Patrimonio Mundial no sería posible sin los recursos financieros para satisfacer las necesidades del Patrimonio Mundial. Las fuentes de ingresos incluyen el Fondo del Patrimonio Mundial, que recibe la mayor parte de sus ingresos de las contribuciones obligatorias de los países (Estados Partes) y de las contribuciones voluntarias. Otras fuentes de ingresos incluyen los beneficios derivados de la venta de publicaciones del Patrimonio Mundial o los fondos fiduciarios que los países donan para fines específicos.

El Fondo del Patrimonio Mundial proporciona alrededor de 4 millones de dólares anuales para apoyar las actividades solicitadas por los Estados Partes que necesitan asistencia internacional. En el bienio 2020/2021, esta cifra asciende a 5,6 millones de dólares.

El Comité del Patrimonio Mundial asigna fondos de acuerdo con la urgencia de las solicitudes, dando prioridad a los sitios más amenazados.