Según una reciente consulta de Edelman, sólo un 29% de la población confía en las empresas, cifra que ha sufrido un deterioro significativo durante la pandemia. Foros influyentes como la Business Roundtable (BRT) o el Manifiesto de Davos reconocen esta crisis de liderazgo y denuncian que el propósito de la empresa no puede ser, únicamente, generar valor para el accionista.

Después de casi seis décadas de primacía del accionista, hoy vemos como las principales corporaciones ponen en duda el modelo de capitalismo corporativo imperante y abogan por una nueva visión empresarial. En este sentido, la crisis sanitaria, económica y social derivada del covid ha generado la oportunidad de cambiar el paradigma y recuperar la confianza del ciudadano en la empresa.

A escasos 10 años para medir la consecución de los objetivos de la Agenda 2030, emerge con fuerza un modelo de empresa que equilibra el propósito social y los beneficios económicos, utilizando la fuerza empresarial para generar un impacto positivo para sus empleados, la comunidad y el medio ambiente. En concreto, estas ‘organizaciones con propósito’ incorporan a sus estatutos un requerimiento legal que les obliga a cumplir con los estándares más elevados a nivel ambiental, social, de transparencia y buen gobierno.

Además, incorporan a la definición de su objeto social la generación de un impacto positivo como parte inherente de su actividad empresarial. Este movimiento de empresas con propósito tiene una visibilidad creciente. Hoy día, más de 10.000 empresas en todo el mundo ya han adoptado este modelo empresarial. De éstas, más de 4.000 han recibido la certificación B Corp, que verifica de forma independiente el cumplimiento de elevados estándares sociales, ambientales y comunitarios.

Por y para la sociedad y el medioambiente

La Fundación B Lab Spain, impulsora del movimiento B Corp en España, presentó el Manifiesto para impulsar un nuevo modelo económico y empresarial inclusivo y sostenible en España, firmado por más de 50 personalidades reconocidas de nuestro país. La publicación de este manifiesto forma parte de un proceso iniciado con la publicación del Libro Verde de las empresas con propósito, promovido por B Lab Spain y Gabeiras & Asociados, que culminará con la presentación de la propuesta de Ley al Gobierno de España para la creación de una figura jurídica, las «Sociedades de Beneficio e Interés Común» (SBIC), que identifique legalmente a aquellas compañías que alcancen los estándares más exigentes en materia social, ambiental, de transparencia y de buen gobierno corporativo. Una nueva denominación legal para aquellas sociedades mercantiles en cuyos estatutos comprometan la generación explícita de un impacto social y ambiental. La finalidad de esta propuesta es sentar las bases jurídicas para el fomento de sociedades mercantiles que, en el desempeño de su objeto social, velan por la generación de un impacto positivo en las personas y el medio ambiente, mediante el establecimiento de condiciones objetivas que permitan a dichas sociedades acogerse a una denominación y un régimen común, susceptibles de ser identificadas y distinguidas en el mercado por:

  1. Propósito de beneficio social y ambiental: Reconocer el propósito de generar un beneficio social y/o ambiental concreto para la sociedad e incorporarlo en los estatutos sociales para blindar y proteger la misión de la compañía.
  2. Desempeño y gestión de triple impacto: Cumplir con elevados estándares sociales, ambientales y comunitarios a lo largo del tiempo y estar comprometidas con la consecución de un triple impacto positivo.
  3. Transparencia y gobernanza: Someterse a mayores niveles de transparencia, mediante la publicación de un informe de triple impacto, que permita conocer el grado de seguimiento, mejora y transformación de la compañía hacia estándares de sostenibilidad.
  4. Rendición de cuentas: Ampliar la responsabilidad fiduciaria y protección de los administradores, que deben velar no sólo por rendir cuentas de los resultados económicos, sino también del cumplimiento de su propósito social y contribución a la generación de un impacto positivo en la sociedad.

Apoyo a la causa

Asimismo, en paralelo al lanzamiento del Manifiesto, la Fundación B Lab Spain ha activado la plataforma EmpresasConProposito.net para que organizaciones y empresas españolas puedan apoyar la causa y ha puesto en marcha una campaña de recogida de firmas en Change.org con el fin de involucrar a la sociedad en esta reivindicación y alcanzar una mayor visibilidad y repercusión.

En el evento participaron el director ejecutivo de B Lab Spain, Pablo Sánchez; el director general de Oxfam Intermón, Franc Cortada; el catedrático en la Universidad de Gotemburgo (Suecia), Víctor Lapuente; la presidenta de Women Action Sustainability, Mónica Chao; el presidente de Spainmedia Magazines, Andrés Rodríguez; y el director del Foro NESI, Diego Isabel la Moneda, entre otros, como representación de todo el colectivo de firmantes, quiénes expusieron la necesidad de esta figura jurídica en nuestro país, la importancia de involucrar a la sociedad en esta reivindicación y los siguientes pasos de la iniciativa.

El director general de Oxfam Intermón, Franc Cortada expuso que, “El covid-19 nos ha devuelto a las peores cifras de pobreza en España. Con el impulso de las empresas con propósito, tenemos la oportunidad de avanzar hacia una sociedad más justa y equitativa que ponga la economía al servicio de las personas”. A lo que Laura Baena, directora fundadora del Club de Malasmadres, completó: “No existen estructuras sociales ni políticas de familia y conciliación que trabajen plenamente para la igualdad. El trabajo productivo y el reproductivo deben darse la mano. Sin igualdad, no hay sostenibilidad”

Para poner el punto de vista legal el evento contó con Silvia Bacigalupo, catedrática de Derecho Penal en la UAM, que dejó claro que «necesitamos el marco jurídico adecuado para dar cobertura a la ética y al propósito de las empresas. Para lograr la Agenda2030, hay que impulsar empresas que equilibren los beneficios económicos con los beneficios sociales y ambientales”.

Por su parte, Mónica Chao, presidenta de Women Action Sustainability (WAS), advirtió: «Es fundamental que exista un identificador en el mercado que reconozca y diferencie a las empresas que trabajan con compromiso. Este identificador existe ya en Italia, Francia o EUA y España no puede quedarse atrás».

Cerró el acto Andrés Rodríguez, presidente y editor de Spainmedia, que comentó: “Estoy convencido de que son las empresas las que hacen cambiar las cosas. Es por eso que es el momento de impulsar esta propuesta, llegar a la agenda pública y mediática y estimular que las empresas avancen en la generación de impacto.»