David Martínez, CEO de Aedas Homes, posa sobre el madrileño paseo de la Castellana. Foto: Patricia J. Garcinuño

David Martínez, CEO de AEDAS Homes, no responde a la clásica imagen del directivo inmobiliario. Le apasionan los deportes de motor, caminar y detesta el inmovilismo. Desembarcó en el sector con el ímpetu de transformarlo radicalmente y a ello se ha consagrado. Charlamos con él sobre el futuro de la promoción inmobiliaria.

PREGUNTA: Estamos en el paseo de la Castellana, un sitio clave para usted ¿no? 

RESPUESTA: He tenido el privilegio de dedicar una parte muy significativa de mi vida profesional a la zona norte de mi ciudad. Pasé ocho años dirigiendo el proyecto de Valdebebas, dedicado a la creación de un barrio nuevo que veo y que disfruto porque paso muchos fines de semanas en el Parque Forestal. También fue interesante mi anterior etapa, la de las Cuatro Torres, con la transformación de la antigua Ciudad Deportiva del Real Madrid en un espacio extraordinario de oficinas. Luego dirigí la operación Chamartín, así que no he salido del distrito. Mi nueva etapa profesional me ha traído de nuevo a Castellana, donde AEDAS Homes tiene su sede, aunque realmente tiene presencia en todo el territorio nacional.

P. ¿Cómo nace AEDAS Homes? 

R. En 2016 contacto con un inversor institucional y decidimos construir una compañía desde cero. Éramos un equipo de 10 personas, ahora somos 250 empleados y tenemos seis oficinas territoriales, 10 delegaciones locales y más de medio centenar de oficinas comerciales. Somos un caso de éxito en 5 años y esto nos hace estar muy orgullosos del trabajo realizado. Salimos a Bolsa en 2017 porque encontramos una ventana de oportunidad y nos comprometimos con un Plan de Negocio que, por tercer año consecutivo, y a pesar del covid-19, hemos venido cumpliendo. 

P. La búsqueda «Industrialización + David + Martínez» arroja casi 3 millones de resultados. ¿Qué hay en la industrialización que tanto está impulsando AEDAS?

R. Tengo claro que estamos en los albores de una transformación de la industria inmobiliaria de mano de la industrialización y la digitalización. Cualquier sector en los últimos 15 años ha transformado su modelo de negocio bien por los cambios de hábitos de los clientes o bien por la disrupción tecnológica… Todos, menos la edificación. Se sigue construyendo igual de artesanalmente que hace 100 años. Para poder sobrevivir hemos de implementar procesos de construcción más rápidos, eficientes, económicos y con mejor calidad. A modo de ejemplo tenemos dos proveedores que nos construyen viviendas a base de módulos industrializados, igual que se fabrica un avión o un coche. También, este año AEDAS Homes instalará 1.200 cuartos de baño industrializados, con una calidad de fabricación mayor y un coste y plazo menor. 

La digitalización es otro de los vectores de este cambio que nos permitirá ser más eficientes y prestar un mejor servicio. Afortunadamente, el sector nos está acompañando en esta revolución y cada vez recibimos más apoyo de las administraciones públicas: el proceso ha despegado y no tiene vuelta atrás. 

P. ¿Cómo se puede facilitar el acceso de los jóvenes a adquirir su primera vivienda?

R. Es uno de los problemas más grandes que actualmente tiene nuestra sociedad. La gente joven necesita vivienda en propiedad o en alquiler para formar un hogar. Actualmente hay muchos tipos de hogares, pero sin vivienda no es posible construir ninguno. Si no somos capaces de facilitárselo, los jóvenes se irán al extranjero, como en otros periodos de nuestra historia, y eso supone descapitalizar nuestro país, la peor inversión del mundo. En algunas ciudades, en los últimos años, los alquileres han sufrido un crecimiento muy pronunciado, lo que confirma la falta de oferta y por tanto la solución pasa por producir más viviendas en propiedad o en alquiler, pero en cualquier caso asequibles a las generaciones de jóvenes que las necesitan. De hecho, ya estamos viendo algunas iniciativas que ya están poniendo en marcha algunas comunidades como Madrid, Murcia y Andalucía que están facilitando suelo público en régimen de concesión para que la inversión privada desarrolle vivienda en alquiler a precios asequibles. Otra fórmula ya probada con mucho éxito en otros países es facilitar ayudas para que los jóvenes puedan adquirir su primera vivienda. 

P. Cuénteme algunas de sus aficiones.

R. Me encanta caminar, pero reconozco que tengo el veneno metido y cada vez que lo hago, voy viendo los solares como potenciales oportunidades de negocio. Es una deformación profesional. Aunque tengo un pequeño coche eléctrico, vengo caminando hasta la oficina, así que me fijo mucho. También me gusta andar por la montaña, porque he pasado una parte importante de mi juventud en Cercedilla, en la sierra de Madrid. Soy aficionado a las motos y a los coches de rally e intento irme una vez al año a vivir alguna experiencia; y soy un lector compulsivo e intermitente. 

P. ¿Un sueño por cumplir?

R. Más que sueño, una aspiración: me gustaría contribuir a que mi trabajo y el de AEDAS Homes sirva para modernizar el sector de la promoción residencial. Que dejemos en herencia a los que vienen detrás una industria sana, estable y con futuro.