Del 15 al 17 de septiembre tuvo lugar en Tíflis, capital de la república caucasiana de Georgia, la 112ª sesión del Consejo Ejecutivo de la Organización Mundial del Turismo (OMT), la primera reunión presencial que celebra la organización desde el estallido de la pandemia y la primera ocasión en que este encuentro se celebra fuera de España, con el propósito de demostrar la viabilidad de viajar manteniendo los protocolos de seguridad sanitaria que fija la OMS, otra de las agencias que forman parte de la estructura de la Organización de las Naciones Unidas. 

En la inauguración del encuentro –que contó con 170 delegados de la OMT de veintiséis países: España, Georgia, Arabia Saudita, Argelia, Azerbaiyán, Brasil, Cabo Verde, China, Congo, Egipto, Francia, Grecia, Guatemala, Hungría, India, Irán, Italia, Kenia, Lituania, Marruecos, Namibia, Perú, Portugal, Rumanía, Senegal o la región belga de Flandes– no se quiso ahondar en el colapso económico que está provocando la crisis de la COVID-19 en el turismo mundial (no obstante, sí se advirtió de que hasta cien millones de empleos directos en el turismo están en peligro y que la caída masiva de los ingresos por exportación del turismo podría reducir el PIB mundial hasta en un 2,8%), sino que se lanzó un mensaje de confianza en su recuperación. De hecho, el georgiano Zurab Pololikashvili, actual secretario general de esta agencia ejecutiva del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo, afirmó con rotundidad que “constatar el hecho de que todos nosotros estemos aquí es la prueba evidente de que viajar es seguro“. 

Amplia representación española

Para atestiguar sus palabras, acudió al encuentro una nutrida representación empresarial procedente de un gran número de países. La parte española estaba formada por personalidades como María Gámez Gámez, directora general de la Guardia Civil desde enero de 2020; Ana Larrañaga, directora de negocio ferial de IFEMA; José Ramón Vigil, fundador y CTO de la empresa fabricante de sensores inteligentes para mantenimiento predictivo industrial Alteria Automation, y su socio Alfonso Gordon; Lisandro Menu-Marque, director corporativo de Desarrollo Internacional de Globalia y el consejero Víctor de Aldama; Pino Sagliocco, presidente de Live Nation; Nicola Villa, vicepresidente senior de Mastercard; José Félix Pérez-Orive, director ejecutivo de Pérez Orive & Asociados, compañía especializada en fusiones y adquisiciones de empresas y que ha formado parte de una treintena de consejos de administración de empresas como Zeltia, PharmaMar y Genómica, entre otras muchas; Alfonso González Martínez, director general de S. T. Dupont Iberia; Pedro y Luis Rodríguez, presidente y gerente, respectivamente, de Sierra Blanca Estates; Leticia Lauffer, directora de Wakalua; Antonio Santos y Álvaro Garnica, presidente y director de comunicación, respectivamente, de Wanderlust Passport, y los embajadores de la OMT Fernando Hierro y Joan Gaspart, vicepresidente del Gremio de Hoteles de Barcelona y miembro de la Federación Internacional de Hoteles.

En el transcurso de las jornadas, el secretario general de la ONU, el portugués António Guterres envió un saludo en vídeo en el que afirmó que “el turismo puede hacer mucho bien en nuestro mundo, con un papel en la protección de nuestro planeta y su biodiversidad y en la celebración de aquello que nos hace humanos: desde el descubrimiento de nuevos lugares y culturas hasta la conexión con nuevas personas y experiencias. Este Consejo Ejecutivo es una importante plataforma para la colaboración, para explorar el camino a seguir, y para apoyar el futuro del turismo, del que depende el sustento de millones de personas“.

El Consejo Ejecutivo acordó que la próxima reunión del organismo volverá a celebrarse en Madrid, que albergará su 113º encuentro del 20 al 24 de enero de 2021, y en cuyo transcurso se celebrarán las elecciones para la determinación de un secretario general para el periodo 2022-2025.