El coronavirus está definiendo como serán las relaciones personales del futuro, al menos, a corto/medio plazo. Por el momento, el confinamiento ha alejado a las personas. Los besos, abrazos y los ratos con la familia y los amigos han pasado a un segundo plano con el objetivo de contener el COVID-19. Al igual que lo han hecho las relaciones laborales y del día a día. Pero, ¿cuándo podremos volver a tener cercanía con nuestros seres queridos? ¿Cuándo se podrá volver al lugar de trabajo? ¿Cómo será utilizar el transporte público?

La incertidumbre se ha apoderado de la actualidad y contestar a este tipo de preguntas resulta casi imposible. Lo que sí parece claro es que durante un buen tiempo no serán de la misma forma que antes del estado de alarma.

Por el momento, estas son algunas de las medidas que se podrían tener que seguir una vez se termine el estado de alarma, según recoge Expansión:

  1. Mascarillas y guantes (EPI, equipos de protección individual).
  2. Los test se aplicarán sobre todo cuando haya trabajadores con algún síntoma.
  3. La distancia social es un principio básico, a veces con señalización en el suelo.
  4. Los puestos de trabajo y zonas de vending se desinfectarán a diario.
  5. Se mantiene el teletrabajo, sobre todo para empleados con hijos y perfiles de riesgo.
  6. Algunas empresas separan a los trabajadores en grupos sin contacto entre ellos.
  7. Para reforzar la seguridad, se usarán mamparas y las puertas estarán abiertas.
  8. Las empresas han cancelado las visitas externas a las oficinas y actos sociales.
  9. Los controles de temperatura serán habituales a lo largo de la jornada.
  10. Un comité dirige al aplicación del plan, con medidas progresivas y en función de la región.

Más información: