Las estimaciones del Fondo Monetario Internacional (FMI) en su informe Monitor Fiscal respecto a la economía española no son alentadoras. El organismo prevé que la crisis por coronavirus y las medidas de contención implementadas por el Gobierno para controlar la enfermedad provoquen que la deuda pública se dispare hasta el 113,4% del PIB en 2020 y al 114,6% en 2021, el peor dato registrado desde 1902.

Bajo el escenario central del Fondo, que contempla la contención de la pandemia y una recuperación gradual de la economía en la segunda mitad del año, el déficit de España se incrementaría hasta el 9,5% del PIB en 2020 –el saldo negativo más alto desde 2012– para descender hasta el 6,7% en 2021, aún así el más elevado desde 2013.

Según los pronósticos del FMI, España será el país europeo desarrollado con mayor déficit en 2020 y 2021, superando ampliamente la media del 7,5% y del 3,6% del PIB prevista para la zona euro para este año y el siguiente, respectivamente.

“Aunque un aumento considerable de los déficits este año es necesario y apropiado para muchos países, la posición inicial en algunos casos presenta vulnerabilidades“, afirma la institución internacional, recordando que la deuda pública global en 2019 representaba el 83,3% del PIB y se prevé que alcance este año el 96,4%.

Caída del 8% del PIB y aumento del paro hasta el 20,8%

La institución dirigida por Kristalina Georgieva vaticina en su informe bianual Perspectiva Económica Mundial el hundimiento de la economía española, con una caída del 8% del PIB en 2020. De confirmarse esta contracción de la economía, sería el peor dato registrado en toda la serie histórica del Instituto Nacional de Estadística (INE), que comenzó en 1970, y, probablemente, la mayor contracción experimentada en el país desde la Guerra Civil.

Asimismo, estima un fuerte repunte del desempleo, hasta el 20,8% en 2020. Este dato descendería hasta el 17,5% en 2021.

“Es una crisis como ninguna otra“, ha asegurado la economista jefa del FMI, Gita Gopinath, quien ha alertado de que, a la magnitud del shock, hay que sumar la incertidumbre sobre su duración o intensidad.

“Es muy probable que la economía global experimente su peor recesión desde la Gran Depresión, sobrepasando la vista durante la crisis financiera global de hace una década. Se prevé que la Gran Reclusión, como se podría llamar, disminuirá el crecimiento global de forma dramática“, ha agregado Gopinath.

La segunda mayor contracción económica de Europa

La contracción de la economía española entre los países será la segunda mayor entre las mayores economías europeas, solo por detrás de Italia (-9,1%). Francia y Alemania experimentarán un descenso del 7,2% y del 7%, respectivamente.

En el conjunto de la zona euro, el PIB caerá un 7,5% y repuntará un 4,7% en 2021. Por países, el mayor hundimiento será en Grecia, cuyo PIB se contraerá un 10%. Por detrás se situarán Italia, Letonia (-8,6%) y Lituania (-8,1%). En quinta posición estarán tanto España como Eslovenia, con un -8%.