El dinero virtual es una realidad y cada vez son más los que se interesan por las criptomonedas. Para que tu elección sea lo más adecuada para ti, te desvelamos once formas de comprar bitcoin (desde la más a la menos aconsejable):

1. Purpose Bitcoin ETF

En febrero de este año se lanzaba el Purpose Bitcoin ETF en Canadá, el primer fondo cotizado sobre la criptodivisa. Este nuevo producto es un fondo que en menos de dos meses desde su lanzamiento ha conseguido superar los 1.000 millones de dólares (825 millones de euros) en patrimonio neto.

2. Coinbase Pro

Coinbase es la principal bolsa de criptomonedas de Estados Unidos y no recomendable para principiantes. Al comprar las monedas se tienen tres opciones: dejarlas en depósito, traspasarlas a tu monedero o hacer que Coinbase las custodie. Si se elige la primera opción, se tendrán las monedas accesibles para operar por tu propia cuenta. En el caso de la segunda, se corre el riesgo de ser hackeado, pero con la tercera no tendrás que preocuparte por eso, aunque se cobra una comisión por el servicio.

3. Coinbase Amateur

Este servicio es para principiantes. La comisión es del 2% para cualquier operación de más de 200 dólares (165 euros) y las opciones de almacenamiento son las mismas que las de los clientes Pro.

4. River Financial

Esta firma es atractiva para los inversores que quieren hacer inversiones periódicas en bitcoin. Para compras periódicas de entre 200 y 1.000 dólares (165-825 euros) la comisión es del 1,2%.

5. Grayscale Bitcoin Trust

En la actualidad, el Grayscale Bitcoin Trust es el fondo de inversión en bitcoin más grande del mundo y cuenta con unos 36.000 millones de dólares (29.672 millones de euros). Para poder invertir es necesario ser una institución o una persona que realice una inversión mínima de 50.000 dólares (41.210 euros). Su principal ventaja es la liquidez, por el contrario, tiene una fuerte comisión del 2% anual.

6. Futuros

Los Futuros son productos negociados en mercados oficiales y organizados, muy similares a los mercados de acciones. Cuando se opera con ellos se deben depositar unas garantías para evitar perjuicios a la otra parte en caso de que no se pudiera llevar a cabo la operación en la fecha de vencimiento. Las pérdidas y ganancias que se producen se liquidan diariamente, su bajo riesgo y no tener que preocuparse por las claves –ninguna moneda cambia de manos– son las grandes ventajas de este producto; mientras que el feroz contango se puede considerar negativo.

7. Binance

Binance es la mayor plataforma de intercambio de criptomonedas del mundo. No alcanza la talla de Coinbase ni en transparencia ni en seguridad, pero si eso no tiene importancia, las comisiones de la plataforma son un plus: menos de la mitad de las de Coinbase Pro.

8. Robinhood y PayPal

Estos dos nuevos contendientes son muy atractivos para la gente que quiere apostar 20 dólares (16,5 euros). Para sumas mayores se deben buscar otras opciones. Ninguno de los dos permite exportar monedas a su propio monedero.

9. Bitcoin IRAs

Bitcoin IRA es la única compañía que ofrece portafolios de inversión de jubilación basados en criptomonedas. El riesgo de que algún intermediario sea hackeado es bastante alto, por eso esta opción se sitúa en los últimos puestos del ranking. Invertir en este tipo de producto no es rentable, incluso sin tener en cuenta las mayores comisiones y los mayores riesgos.

10. Opciones

Al invertir en Opciones se obtiene un derecho de comprar o vender un contrato de futro a un precio y fecha concretos. Por el momento, el volumen de operaciones no es muy elevado, por lo que se recomienda no invertir hasta que se mucho mayor.

11. Osprey Bitcoin Trust

Este nuevo competidor de Grayscale Bitcoin Trust tiene una ratio de gastos de sólo el 0,8% (comisión de gestión del 0,5% más aproximadamente el 0,3% por la custodia y otros costea). Cuando la prima de Osprey es menor o igual al 1%, este fondo asciende al primer puesto de la lista, eclipsando al ETF canadiense.

*Puedes leer el reportaje completo aquí.