Luigi Stefanelli, director general de Costa Cruceros para España, Francia y Portugal, confiesa haber visto medio mundo con motivo de su profesión: «En cada país en el que he trabajado el enfoque hacia el cliente -asiático, europeo, norteamericano o sudamericano- siempre ha estado en el centro estratégico de la compañía».

En esta línea, la compañía apuesta por un servicio de customización -sin descuidar la oferta standard- que permite a los usuarios diseñar sus viajes a medida, desde el descubrimiento de «joyas ocultas» (destinos fuera de los recorridos habituales) y pudiendo disfrutar de experiencias de alta cocina de la máxima categoría. Stefanelli apunta, por ejemplo, a la colaboración con chefs de Estrella Michelín: Bruno Barbieri, Hélène Darroze y Ángel Leon.

Stefanelli concluye como una de las cuestiones esenciales de Costa Cruceros la innovación constante en hardware -referente a los barcos– y software -lo que ocurre a bordo y en tierra-. Sin descuidar al medioambiente: «somos la única naviera que lleva desde 2015 proyectos de sostenibilidad en línea con lo que es la agenda de Naciones Unidas».