«Me gusta crear objetos que tengan significado, objetos poéticos, objetos que sean hermosos y funcionales al mismo tiempo. Los modelos que mejor ilustran este trabajo son, por ejemplo, el sofá Bubble, el aparador Speed Up, el mueble Lift o la colección Eden Rock. Me gusta escuchar a las personas que conviven a diario con mis modelos, son las que mejor hablan de ello», explica el artista Sacha Lakic (Belgrado, Serbia, 1964), quien, desde 1995, es uno de los diseñadores más importantes de la conocida empresa francesa de muebles Roche Bobois.

Sacha Lakic, diseñador de Roche Bobois.

Comenzó a hacer sus pinitos en el mundo del diseño diez años antes, realizando prácticas en Peugeot, y fue en 1986 cuando empezó a trabajar para el diseñador de vehículos Alain Carré. Un año más tarde, el belgradense ya se había convertido en jefe de diseño de motocicletas en MBK-Yamaha, donde diseñó motos de concepto, modelos de producción en serie y motos de exhibición.

Piezas de automóvil icónicas

Desde entonces no ha parado. Lakic ha diseñado relojes para el diseñador de moda Jean Colonna, pero también muebles para el fabricante francés David Lange, además de colaborar con empresas como Voxan y ser el diseñador exclusivo de Venturi y Roche Bobois.

Sacha Lakic diseñó el coche deportivo «Venturi Volage» que se presentó en el Salón del Automóvil de París de 2008.

En 2004, diseñó el «Venturi Fétish», el primer deportivo totalmente eléctrico que se vendió al público, y en 2006, el «Venturi Eclectic», un minicoche eléctrico alimentado por energía solar, ganó varios premios de diseño, como el «Good Design» del Museo de Arquitectura y Diseño del Ateneo de Chicago. Con la incorporación de la rueda activa Michelin, su coche deportivo «Venturi Volage» se presentó en el Salón del Automóvil de París de 2008.

Piezas de automóvil icónicas aparte, su trabajo se ha trasladado a otros campos, como al del mobiliario. «Cada universo tiene sus propias particularidades técnicas, su propia historia, sus propias limitaciones y sus áreas inexploradas donde la creatividad puede expresarse libremente. Tienes que sumergirte en estos aspectos a veces muy técnicos y al mismo tiempo tienes que tener una mirada pura para crear algo nuevo. Es bastante paradójico pero esencial. Con el tiempo he obtenido un gran placer mezclando todos los mundos en los que me desenvuelvo, esto ha dado lugar a muchas colecciones de muebles inspiradas en el movimiento y la velocidad», comenta el artista.

Productos de estilo de vida

Una explicación que puede traducirse en premios como el «Compasso d’Oro» de Roma, con el que Lakic se hizo gracias a su primera línea de muebles Roche Bobois, llamada «Onda». También diseñó el sofá «Synopsis», el aparador «Speed Up» y el sofá «Scenario«, así como el más reciente sofá «Bubble«, que ganó el premio Luxembourg Design Gold. El sofá «Bubble», que se asemeja a una nube, debutó en 2014 y está fabricado con materiales tradicionales y de alta tecnología.

Además, Lakic diseñó el glamoroso y generoso minibar versión Fauchon, un elegante mueble imaginado por Roche Bobois para el Hotel Fauchon en París, y disponible para particulares. El Gourmet Bar adopta un sutil rosa metálico cuyos reflejos son multiplicados por la superficie facetada de las puertas, que disimulan los estantes y cajones extraíbles, así como un refrigerador en la parte baja.

Al no gustarle el desorden generalizado que provocan los equipos de alta tecnología, el diseñador también creó en 2015 el escritorio «Stratos», que escondía los cables del ordenador, porque prefiere eliminar cualquier elemento extraño para que el mueble tenga una calidad escultórica suave. Su estilo se describe generalmente como ligero, sin detalles recargados o desordenados.

«Creo que es fundamental consumir menos, pero consumir mejor. Es mejor adquirir un mueble o un objeto de calidad que perdure en el tiempo. Me esfuerzo por diseñar objetos que tengan un estilo fuerte pero que sean atemporales. Objetos entrañables que la gente conservará. Tengo este reflejo para los muebles, para mis motos e incluso para los objetos de estilo de vida que diseño para mi marca Blacktrack», concluye.

Muebles fluidos y con clase, fusión entre industria y emoción, racional y pasional. Así es Sacha Lakic.