La tecnología ha revolucionado el mundo, también el de la salud. Cada instante desde casi cualquier rincón del planeta se envían señales que recogen datos de distintos pacientes, lo que está impulsando una sanidad más integral y específica para cada persona. Detrás de estas mejoras están emprendedores que tienen como objetivo modernizar la sanidad. Es una de las conclusiones del estudio «La innovación social y la salud en España: una visión desde el emprendimiento social», que han elaborado la Fundación Pfizer y la Fundación Ashoka.

La crisis sanitaria ha evidenciado problemas que ya acaecían desde años atrás. En 2050, España será el hogar de 16 millones de personas mayores de 64 años, según vaticinó el CSIC en 2010. Un reto, el del envejecimiento de la población, que está siendo encarado de manera transversal. “No es posible avanzar hacia un sistema sanitario más integral e inclusivo si no se hace a través de alianzas que integren soluciones innovadoras que ataquen los problemas desde la raíz y sean co-creadas por los diferentes actores involucrados”, explica el informe.

La innovación social es, en definitiva, la vía más eficiente para atajar los principales problemas que acarrea el mundo y específicamente los que afectan a la salud. El futuro de la salud pasará por personalizar las soluciones según las necesidades de los usuarios (consultas, diagnósticos o recetas digitales).

Estos son los emprendedores sociales que podrían hacerlo posible:

Beatriz Santamaría y Eider Etxebarria, fundadoras de Bizipoz, una cooperativa que fomenta el empoderamiento de las personas mayores. Bizipoz diseña y desarrolla programas de envejecimiento activo que responden a la realidad actual: la esperanza de vida aumenta y las personas quieren vivir bien y ser parte activa de la sociedad.

Carla Zaldua Aguirre, co-fundadora de AcceXible, una plataforma para la detección precoz y seguimiento de enfermedades a través del análisis del habla. El sistema de alerta de AcceXible permite detectar síntomas de depresión y ansiedad y enfermedades relacionadas con el deterioro cognitivo (Alzheimer y Parkinson).

Diana de Arias, fundadora de Decedario, una herramienta versátil y de fácil uso que te permite trabajar las diferentes funciones cognitivas a través de un único material. Con este instrumento podrás trabajar desde los procesos atencionales más simples hasta los dominios cognitivos más complejos como las funciones ejecutivas.

Francisco Diaz, fundador de Autofabricantes, un proyecto de investigación para la creación de prótesis y otros productos de apoyo con los usuarios en el centro del proceso, co-diseñando y empoderando sobre sus propias soluciones. De esta forma, se han generado prótesis muy innovadoras en impresión 3D, bajo coste y de manera colaborativa que han llegado a muchos países y miles de personas. Con 8 proyectos en marcha y colaboración con universidades, empresas y fundaciones, actualmente están en proceso de certificación científica y de calidad de algunos de sus productos de apoyo.

Manuel Marina Breysse, co-Fundador de IDOVEN, una startup europea que nació en Madrid en 2018 para diagnosticar y prevenir enfermedades cardíacas, como el infarto de miocardio y la muerte súbita. Para ello, este gran equipo de cardiólogos, ingenieros, científicos y emprendedores está redefiniendo la forma en que se diagnostican las enfermedades cardíacas. IDOVEN ha recibido recientemente €6.5 millones de la de la Comisión Europea bajo el prestigioso programa EIC Accelerator de fondos H2020. Con este hito de financiación, IDOVEN es reconocida como la empresa líder en cardiología digital y uno de los 99 proyectos europeos más innovadores.

María González Manso, co-fundadora de Tucuvi, una startup basada en un servicio de cuidadores virtuales inteligente que permiten que las personas mayores vivan de forma independiente en su propia casa. A través de simples llamadas telefónicas, se da un seguimiento diario a la persona mayor y avisa a terceros, como familiares o servicios de atención, si algo no va bien o necesita ayuda.

Los proyectos de investigación de Autofabricantes han generado, de manera colaborativa, prótesis innovadoras a bajo coste gracias a la impresión 3D.

Miguel Luengo-Oroz, fundador y director de SpotLab cuyo propósito es democratizar el acceso a un diagnóstico de calidad, aplicando la inteligencia artificial a enfermedades que aún no están en el mundo digital. Utilizan los teléfonos móviles para digitalizar muestras médicas y analizarlas en tiempo real. La plataforma Spotlab desarrolla métodos para cuantificación de glóbulos blancos en pacientes con leucemia, detecta parásitos de enfermedades olvidadas y lee tests de antígenos a través de un smartphone. Presentes en Europa, LATAM, y África.

Nani Moré Ramón, socia fundadora junto con Carles Soler de Menjadors Ecològics que agrupa profesionales de distintas áreas de actividad (producción, alimentación y educación), que tienen como objetivo promover la producción ecológica local; y con ello un modelo saludable, educativo, sostenible y justo. En España 5 millones de personas comen diariamente en escuelas, hospitales, residencias. Su trabajo consiste en acompañar a estos servicios colectivos.

Rafael Olmedo, fundador de Blind Explorer, una startup que busca ayudar a las personas con discapacidad visual a moverse con autonomía y seguridad en cualquier entorno natural. Crean rutas GPS de alta precisión para que todos puedan recorrer utilizando su App de guiado sensorial por sonido 3D y descripciones accesibles.

Tomàs Lóbez Pérez, fundador de Nixi for Children que nació para humanizar los procesos hospitalarios a través de la preparación con realidad virtual. Con la ayuda del NixiKit, los niños y niñas pueden conocer un quirófano por dentro y reducir así la ansiedad preoperatoria que sufren entre un 60-80% de los niños y niñas que se operan en España. Desde 2019 han ayudado a más de 3000 familias de todo el mundo, visto que fueron implementados en ocho hospitales de España. Actualmente, buscan la expansión internacional.