Según los informes, Serena Williams y Sir Lewis Hamilton respaldaron una oferta para comprar el Chelsea Football Club del multimillonario ruso Roman Abramovich, uno de los clubes de fútbol más valorados en el mundo.

Hechos clave:

Williams y Hamilton, dos de las estrellas más famosas del mundo del deporte, habrían respaldado una oferta de adquisición del club encabezada por el ex presidente de British Airways y del Liverpool FC, el Sir Martin Broughton, informó el portal Sky News .

El siete veces campeón mundial de Fórmula 1, Hamilton, y el 23 veces ganador de Grand Slam, Williams, invertirán cada uno alrededor de 10 millones de libras esterlinas (13.1 millones de dólares) (11.91 millones de euros) si la oferta de Broughton tiene éxito, según el informe.

Ambas estrellas tienen experiencia como inversionistas, construyendo marcas deportivas globales y promoviendo la igualdad en sus respectivos deportes. De acuerdo con Sky News es probable que Hamilton «desempeñe un papel formal en los esfuerzos futuros del Chelsea para promover la diversidad, la equidad y la inclusión.»

Otros inversionistas que se unen a la coalición de Broughton son el multimillonario Alejandro Santo Domingo , el presidente de la candidatura de Houston para la Copa Mundial de la FIFA 2026, John Arnold, la familia Tsai de Taiwán, propietaria de los equipos de béisbol Taipei Fubon Braves y Fubon Guardians, y la familia Rogers de Canadá, que posee una gran interés en la empresa de medios y telecomunicaciones Rogers Communications.

Antecedentes

El consorcio de Broughton es uno de los tres que luchan por adquirir el famoso club después de casi dos décadas bajo el mando de Abramóvich. La coalición es la única liderada por británicos, con las otras dos ofertas respaldadas por los inversores estadounidenses Todd Boehly, propietario de parte de los LA Dodgers, y Steve Pagliuca, copropietario de los Boston Celtics. 

Se espera que el club se venda por más de 2.500 millones de libras esterlinas (3.270 millones de dólares), aunque la venta y la gestión actual del club se han visto complicadas por las sanciones impuestas a Abramóvich por el gobierno británico derivadas de la guerra en Ucrania y sus presuntos vínculos con el presidente ruso Vladimir Putin.

La participación de Hamilton en Chelsea sería una sorpresa dado su apoyo al Arsenal, un importante rival del club.