La Comisión Europea y Reino Unido han anunciado este viernes sendas investigaciones por una posible violación de las reglas de competencia por parte de Google y Meta (matriz Facebook), quienes en 2018 alcanzaron un acuerdo que afecta a los servicios de publicidad ‘online’ y podría haber limitado la competencia de otros competidores.

«Muchos editores apuestan por la publicidad gráfica ‘online’ para financiar los contenidos que ofrecen en la red a los consumidores», ha advertido la vicepresidenta de Competencia, Margrethe Vestager, quien ha explicado en un comunicado que a Bruselas le preocupa el acuerdo bautizado como ‘Jedi Blue’ que permitió el acceso del ‘Audience Network’ de Meta en el programa ‘Open Bidding’ de Google.

A ojos del Ejecutivo comunitario, tal acuerdo pudo «debilitar o excluir» del mercado publicitario online a un competidor del programa de Google al dificultar que sus anuncios se vieran en sitios web y aplicaciones de editores.

De confirmarse las sospechas de Bruselas, ha indicado Vestager, se trataría de una «restricción que falsearía la competencia» en el mercado comunitario de las tecnologías publicitarias, ya de por si muy concentrado, perjudicando no solo a los competidores sino también a usuarios y publicistas.

Reino Unido también actúa

Al mismo tiempo, en el Reino Unido la Autoridad de Competencia y Mercados (CMA, por sus siglas en inglés) ha lanzado en paralelo a la Comisión Europea una investigación enfocada en si las empresas restringieron o impidieron la adopción de servicios de subastas de encabezado (‘header bidding’) y si Google también entorpeció la capacidad de otras empresas para competir con sus productos en esta área.

Como parte de su investigación, la CMA considerará si el acuerdo que Google denominó internamente ‘Jedi Blue’, violó la ley, además de examinar también de manera más amplia la conducta de Google en relación con los servicios de ofertas de encabezado para ver si la empresa abusó de una posición dominante y obtuvo una ventaja injusta sobre los competidores que ofrecen un servicio similar.

«Nos preocupa que Google pueda haberse asociado con Meta para poner obstáculos a los competidores que brindan importantes servicios de publicidad gráfica ‘online’ a los editores», ha declarado Andrea Coscelli, consejero delegado de CMA.

Al informar de su propio expediente, la Comisión Europea ha informado de que ha estado en contacto con las autoridades competentes británicas con el objetivo de cooperar estrechamente en sus respectivas investigaciones.