La primogénita de Amancio Ortega ha dado un giro a su fortuna al liquidar su Sicav Soandres de Activos, debido al cambio del Gobierno en el que se obliga a que cada uno de los participantes a invertir al menos 2.500 euros en este vehículo de inversión para mantener el mismo nivel impositivo. Además, ha convertido su sociedad Breixo Inversiones en sociedad de responsabilidad limitada.

De esta forma, Sandra Ortega se ha visto obligada a transformar su Sicav en una Sociedad de Responsabilidad Limitada, causando una baja en el registro de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

Tras la última reforma legal del Gobierno, las sicavs requieren de al menos 100 socios con una inversión igual o superior a 2.500 euros para seguir con el tipo impositivo del 1% que, hasta ahora, tenían. En caso contrario, como sucede con Soandres de Activos, pasarían a pagar el 25% de impuesto de sociedades. A finales de enero, Ortega anunció que aceptarían este cambio y que mantendrían la estructura, pero solo unos días después, ha cambiado de decisión.

Soandre de Activos contaba en el cierre de 2021 con un patrimonio de 255,4 millones de euros, aunque se llevó a cabo la retirada de 80 millones de euros durante el verano.

Breixo Inversiones retiró el pasado año un 29,3%, siendo su patrimonio de 216 millones de euros. Este operó por última vez como Sicav en 2010, cuando pasó a ser una sociedad de inversión libre.