El catálogo de música completo de David Bowie ha sido vendido a Warner Chappell Music por más de 250 millones de dólares, según han adelantado diversos medios de comunicación este lunes, dando nueva vida al trabajo del artista casi seis años después de su muerte y convirtiéndose en la última colección de música legendaria que se vende en los últimos años.

La venta incluye el trabajo de los 26 álbumes que Bowie lanzó durante su vida y su álbum póstumo Toy, que será lanzado el viernes, el día antes de lo que habría sido el 75 cumpleaños del cantante y tres días antes del sexto aniversario de su muerte por cáncer de hígado, según Variety.

WCM ahora posee cientos de éxitos en solitario como Changes y Fame, así como la colaboración de Bowie con Queen, Under Pressure y canciones creadas para bandas sonoras u otros proyectos, según Hollywood Reporter.

El año pasado, Warner Music Group, del cual Warner Chappell Music es una subsidiaria, y el patrimonio de Bowie firmaron un acuerdo que permitió a la compañía licenciar los derechos de su catálogo de música de 1968 a 2016.
Warner Chappell Music aún no ha respondido a la solicitud de comentarios de Forbes.

En noviembre, el Financial Times informó que Warner Music Group estaba en conversaciones para comprar el catálogo de Bowie. La venta se produce un año después de que Bob Dylan vendiera el suyo a Universal Music Group, Paul Simon a Sony Music Publishing y Stevie Nicks vendió una participación mayoritaria del suyo a Primary Wave Music.

La adquisición del trabajo de Bowie es el último gran movimiento de WMG. El mes pasado, la gigantesca compañía adquirió el sello independiente 300 Entertainment, que es el hogar de artistas como Megan Thee Stallion y Mary J. Blige, por aproximadamente 400 millones de dólares. El año pasado, WMG también adquirió 12Tone Music, que incluye a Anderson Paak y Dolly Parton en su lista, y al sello independiente ruso Zhara Music.