El pasado martes se celebró la gala Michelin en Valencia. Uno de los restaurantes que recibió una estrella fue Agua e Sal, el restaurante gallego de Alberto Ruiz Gallardón, primogenito del exministro de Justicia que lleva el mismo nombre. El chef encargado de saborear los paladares es Áxel Smyth y se encuentra en Santiago de Compostela, en la rúa da Fonte de Santo Domingo.

Aunque abrió hace cinco años, el cocinero sólo les acompaña en los fogones desde hace apenas un año y medio. Además, al chef la acompaña la sumiller Marta Costas, quien recibió el premio a la Mejor Sumiller Revelación en 2019 en Galicia y es la encargada de elegir la secuencia de vinos cada día para cada mesa.

Si algo destaca de este restaurante, esos son los productos de temporada, sobre todo los del mar, y los guisos y platos de cuchara típicos de las tierras gallegas. Además, cuentan con una bodega con más de 600 referencias escogidas por el mismo dueño. El año 2021 ha traído mucha suerte a Agua e Sal, ya que en abril recogieron un Sol Repsol, otro de los premios más destacados de gastronomía a nivel nacional.

La pandemia como punto de inflexión

La pandemia supuso un giro de 180º para este restaurante. La cocina se convirtió en un lugar de productos, técnicas y creatividad y esto les llevó a conseguir el Sol Repsol. Estos reconocimientos ayudan al restaurante a llegar a los visitantes, ya que los locales saben el manjar que pueden disfrutar en el local.

El cocinero, que había pasado una larga temporada fuera de su tierra natal, Santiago de Compostela, en los fogones de Casa Marcelo, As Garzas, Miramar, Baluarte, El Basque Culinary Center y Casa Elena, llamó a Alberto Ruiz Gallardón y juntos relanzaron el restaurante.