Las comisiones bancarias se han convertido en un dolor de cabeza para los consumidores. El persistente contexto de bajos tipos de interés en la zona euro ha obligado a los bancos a buscar nuevas vías de ingreso. Y, tras un periodo en el que no habían parado de reducir comisiones, la banca ahora está imponiendo nuevos cargos como, por ejemplo, cobrar por retirar en ventanilla.

Santander, BBVA, Caixabank y Sabadell comenzaron en 2019 un proceso de aumentar las condiciones para librarse de las comisiones de mantenimiento. Algunos de estos requisitos incluyen tener domiciliada la nómina, superar un umbral de ingresos o tener invertida cierta cantidad en sus fondos o planes de pensiones. Ese proceso de endurecer las condiciones ha continuado en junio. 

Estas son las comisiones que te puede cobrar el banco por cuentas y depósitos desde ya mismo. 

Comisión por mantenimiento

La entidad puede cobrar una cantidad por tener una cuenta con ellos. Cada banco la aplica en momentos diferentes, es decir, puede ser mensual, trimestral o semestral. Es posible evitarla si se cumplen ciertos requisitos, como domiciliar nómina o contratar un plan de pensiones, por ejemplo. 

Estas son las comisiones de mantenimiento que cobran anualmente algunos bancos a sus clientes que incumplen los requisitos: Santander 240€, Caixabank 240€, BBVA 160€ y Sabadell 120€.

Lee también: Ocho maneras de ahorrar en tu billete de avión

Comisión por sacar efectivo en otra entidad

Se carga cuando sacamos dinero en un cajero automático de una entidad diferente a la nuestra. Cada banco aplica porcentajes o cantidades diferentes por esta comisión dependiendo del monto a retirar. También puede ser superior si se saca dinero en el extranjero. Sin embargo, cada entidad tiene sus propias políticas para que los clientes puedan evitarla. 

Algunos tienen acuerdos con otros bancos para permitir que sus clientes saquen dinero a coste 0, mientras que otros permiten un número de retiradas al mes en sucursales de otras entidades. Luego están los que tienen acuerdos con terminales —como Euro 6000— para que sus clientes saquen dinero a débito gratis.

Comisión por retirar dinero en ventanilla

Se trata de una comisión nueva que se aplica al retirar dinero en la ventanilla de la propia sucursal. Es una manera de incentivar a los usuarios para que únicamente usen el cajero automático.

Este cargo se volvió noticia en octubre tras ser incluido en una publicación del Portal del Cliente Bancario del Banco de España. En el documento, el supervisor advierte que estos cargos no son una práctica generalizada. “Las comisiones por sacar dinero en cajeros de otras entidades sí son habituales, pero el pago por este servicio de ventanilla es una práctica novedosa que causa sorpresa en los clientes”, indica el informe. 

Lee también: 10 películas para amantes de la economía

Comisiones por transferencia

Son las que cobran por transferir dinero de una cuenta a otra. Suelen ser gratis cuando se realizan en territorio español o dentro de la zona SEPA, un área geográfica incluye los países miembros de la Unión Europea, Reino Unido, Islandia, Liechtenstein, Mónaco, Noruega, San Marino, Suiza y Andorra.

Es habitual que haya comisiones cuando es una transferencia internacional fuera de la zona SEPA. También hay gastos extra dependiendo de la prisa que tengamos por realizar la operación. Las ordinarias no suelen tener comisiones, pero son más lentas, mientras que el costo incrementa si se quiere que la transferencia sea inmediata o urgente. La urgente es la más rápida y la más cara. 

Al igual que en los casos anteriores, es importante revisar la política de cada banco porque cada uno tiene tarifas diferentes en función del tipo de transferencia. 

Comisiones por cambio de divisa

Se aplica cuando realizamos una transferencia a una cuenta denominada en una divisa diferente al euro. Los bancos hacen un recargo por cambiar nuestros euros a dólares, por ejemplo. 

Otro ejemplo sería la compraventa de acciones denominadas en libras o dólares. Los títulos de las empresas listadas en Londres están en libras, por lo que habrá una comisión por cambio de divisa. Ese cargo extra también se aplicaría por el cobro de dividendos en monedas diferentes al euro. 

Comisión por descubierto 

Es la que cobra el banco por admitir cargos en tu cuenta si no tienes saldo suficiente. En otras palabras, es cuando estamos en números rojos y la entidad nos “presta” dinero para cubrir un pago. 

Cancelación anticipada de un depósito a plazo

Un depósito a plazo es una cantidad de dinero que entregamos a un banco a cambio de recibir intereses durante un periodo determinado. Ese plazo se acuerda previamente con un contrato. Si queremos cancelar ese depósito a plazo antes de la fecha acordada, entonces habrá que pagar una comisión bajo las condiciones establecidas en el contrato. 

Comisión por ingreso en efectivo cuenta de un tercero

Esta comisión no es muy habitual, pero pueden aplicarla. Se da cuando ingresamos dinero en efectivo en la cuenta de una tercera persona. Por norma general no cobran por ello, pero sí podría hacerlo si pides algún servicio extra, por ejemplo, especificar el concepto del ingreso.

Gastos de correo

La pueden cobrar para costear el envío de documentos al cliente.